Monday, 24 de July de 2017

Por las entrañas del poder
Lunes, 10 Noviembre 2014 01:46

¿A quién le reclamamos?

Tienen razón los analistas que dicen que Enrique Peña Nieto no es el responsable directo de la desaparición de los 43 jóvenes estudiantes de Ayotzinapa como para que se lo estén endilgando. Pero… ¿quién administra la tranquilidad y el estado de derecho en este país? ¿Quién tiene la obligación de que usted, amigo lector, y yo caminemos por la calle sin el rosario en las manos y El padre nuestro en la boca? ¿Él o notros?
La caída de Ángel Aguirre es una mala señal para los gobernadores, todos. Después de Guerrero ningún mandatario estatal podrá dormir tranquilo de ahora en adelante. ¿Por qué? Porque, a reserva de que los lectores consientan alguna excepción, lo que menos tienen tranquila es la conciencia. Y la conciencia de un gobernador, de nuestros tiempos, indiscutiblemente que está ligada a la corrupción, al robo y a los agravios al pueblo.
Terminó la tregua. Los políticos iniciaron el bombardeo publicitario en la ciudad de Puebla y el interior del estado. Disparan a quemarropa. Soplan el cañón de sus pistolas; sonríen sarcásticos; de nada se avergüenzan a sabiendas del papel de títeres que juegan. Quieren ser diputados o hacer diputados y nada les importa. No se tientan el corazón para poner fotografías de tinte político en espectaculares con entrevistas ficticias… o pagadas.
Lunes, 13 Octubre 2014 01:10

¿Favor o apretón?

Los diputados panistas lo dicen pero no deberían decirlo y los priistas lo callan pero no deberían callarlo. Parece adivinanza, sin embargo, no lo es. Los primeros argumentan que su negativa a la ampliación de la minigubernatura obedece a una estrategia de su jefe, el gobernador Rafael Moreno Valle, para que el favor se lo pida en directo (y bonito)el presidente Enrique Peña Nieto. Y los segundos afirman que, antes de pedir el dichoso favor, el jefecito suyo, recurriría a un apretón y no precisamente de mano...
Si sólo uno de cada diez cholultecas aprueba la gestión administrativa de José Juan Espinosa Torres como presidente municipal de San Pedro Cholula, ¿qué clase de monstruo o bandido gobierna a esa pobre gente? Estamos en presencia pues no sólo de uno de los peores alcaldes del estado de Puebla sino del país. Y tan bonito que se maquilla, actúa y sonríe para aparecer bien fashion en las noticias pagadas de los diarios impresos y electrónicos.
Lunes, 29 Septiembre 2014 01:54

Nos creen de tiro muy tontos

La desfachatez y pomposidad con que celebran sus cumpleaños los partidos y los políticos es ofensiva por lo poco que retribuyen a la sociedad. El priista Alberto Jiménez Merino tiene años y años ejerciendo las políticas agropecuarias de Puebla y la salud del campo cada vez empeora más, ¿qué celebra al hacer de dominio público su aniversario?, ¿su ineptitud?, ¿sus promesas fallidas?, ¿su incompetencia?, ¿o qué?
Lunes, 15 Septiembre 2014 13:43

La letra escarlata

A Hester Prynne, en la novela de Hawthorne, le colocaron una “A” de adultera en el pecho para exhibir públicamente la falta que cometió mientras su marido se encontraba ausente. De esa manera, los santurrones y corruptos jueces de Nueva Inglaterra, del siglo XVII (tan parecidos a los de hoy), la castigan y la vuelven la comidilla de la sociedad; en pocas palabras, la marcan, le tatúan el pecado.
Lunes, 08 Septiembre 2014 02:30

El barquero de Cholula

Los malos hábitos suelen traicionar a los gobernantes de uñas largas. Hace cosa de días el presidente municipal de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa, mandó a clausurar las obras del periférico y del distribuidor vial, a la altura de la Recta, porque los ejecutantes no le pagaron los pesos que se deben pagar por el permiso de obra. ¡Faltaba más! ¡Pues que se creen!
Lunes, 01 Septiembre 2014 02:30

Misión: matar al Kraken

La reaparición de Mario Marín Torres pinchó la hiel del morenovallismo. Lo tomaron como si el Kraken hubiese salido de su guarida marina para hundir sus barcos y exterminar sus clanes. Y eso sí enchila, quema como brasa ardiente. Dicen que al buen entendedor pocas palabras y, para muchos, parece ser que así fue. Fue una declaratoria de guerra. ¿O se puede interpretar de otra manera?
Hacía tiempo que no veíamos tan contentos a los priistas. Hasta selfies se tomaron los grupos antagónicos para demostrar que las diferencias del pasado reciente fueron superadas de modo satisfactorio. ¿Cómo le hicieron? Ellos lo saben. Pero lo que hicieron lo hicieron muy bien porque demostraron estar a gusto en el relevo de Ana Isabel Allende para la dirigencia estatal.
La sentencia dicta que es más peligrosa una fiera herida que una fiera ilesa y si eso es cierto Rafael Moreno Valle es doblemente peligroso en los asuntos de política local. Usted, amigo lector, yo y cualquiera con una experiencia similar a la de Chalchihuapan estaría pensando solamente en una cosa. ¿Cuál? Atrincherarse. Sí, lo primero sería acorazar nuestro terruño y ya después se vería qué demonios hacer.
Arreglar las cosas que pasan en Puebla desde lo nacional parece absurdo. “Y sin embargo se mueve”, decía Galileo. El gobierno no está para recibir consejos de cómo hacer las cosas ni los escribanos para darlos, pero el caso Chalchihuapan, por ejemplo, se fue a las nubes porque se quiso solucionar primero en la ciudad de México, a través de los medios, antes que en nuestro estado.
Quienes apostaron a la caída de Rafael Moreno Valle me temo que se equivocaron. No cayó ni caerá. Y no se ve cómo. Sólo una bestia peluda llamada PRI pudo lograrlo y esa bestia aunque al inicio del conflicto Chalchihuapan tuvo intenciones de hacerlo, la verdad es que rectificó y en función de sus intereses futuros determinó que Moreno Valle le era de mayor utilidad dentro de la gubernatura que fuera de ella.
Lunes, 28 Julio 2014 00:00

La maldición de la maldita Ley Bala

Hay cosas que nacen malditas y la Ley bala fue una de ellas. Desde que el Congreso del Estado la admitió para su aprobación a propuesta de Rafael Moreno Valle se corroboró que no traía torta bajo el brazo; al contrario, se supo que al paso del tiempo acarrearía muerte, dolor y lágrimas. Luego, la panista Ana Teresa Aranda,con esa ironía que la distingue le puso el mote con el que hoy, nacional e internacionalmente, se le conoce: Ley bala, y el apodo ya se lo endilgaron para la posteridad los críticos ligamayoristas al gobernador poblano.
Al niño Luis Alberto Tehuatlie Tamayo no lo mató la bala de goma que le perforó la sien, no, la verdad es que lo mató la insensibilidad, la carencia de conciencia humana, el insulto a la vida y la falta de respeto de una autoridad estatal con nulo sentido común. El parabién de los mexicanos son los “buenos días”, “buenas tardes” y “buenas noches”; el parabién de la cultura árabe es: “Que tu hijo te sepulte”. Y es que no existe dolor más grande para un padre o una madre que perder a su retoño, a su crío, a su sangre como hoy lo pierde doña Elia Tamayo, es un dolor tan devastador que quienes no lo soportan terminan por suicidarse.
Miércoles, 16 Julio 2014 00:00

Chalchihuapan, todos pueden morir menos él

El volcán de Chalchihuapan apenas comienza a vomitar lumbre. ¿Qué tanta lava aventará y cuántos serán los chamuscados? Nadie lo sabe. Pero serán muchos, muchos, y los habrá tanto del lado del gobierno estatal como de la población civil. La estrategia de Rafael Moreno Valle para que la PGR atraiga el caso del enfrentamiento de granaderos y pobladores en la autopista de Atlixco no tiene un fin justiciero ni mucho menos, lo que pretende es llevar al patíbulo, en caso de que las cosas se pongan más feas de lo que ya están, a cualquiera de los funcionarios estatales con excepción del gobernador.
Página 1 de 4