Miércoles, 23 de Julio de 2014

Maestro de Cobaev en Veracruz protagoniza video sexual con alumna

Viernes, 14 Marzo 2014 13:39
Además de los vídeos explícitos entre un docente y una alumna, padres de familia y alumnos denuncian múltiples irregularidades realizadas por profesores y administrativos del plantel.



Se cargó a la red de redes y pronto alumnos, padres de familia y sociedad en general se enteraron de la serie de vídeos protagonizados por Carlos Alberto Chiñas Narváez, profesor del Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (COBAEV) plantel 04, de Agua Dulce, y una alumna de sexto semestre —cuyo nombre se omite—, que fue difundido como reguero de pólvora a través de redes sociales y aplicaciones móviles.



Mientras que el docente fue quien grabó los vídeos con un celular, se presume que alguien del circulo íntimo del profesor quien los subió a dicho sitio, siendo un total de tres secuencias: una de 13 minutos, una de 4 minutos y otra de 3 minutos, en las que se le muestra explícitamente sosteniendo relaciones sexuales con una jovencita de la misma institución; los vídeos que están alojados en una página de material para adultos y con la etiqueta “Cobaev04”.



En alguno de los vídeos se puede observar que están en un cuarto de hotel, con paredes color crema; hay una televisión prendida en algún canal aleatorio, sábanas azules con un logotipo que no se puede identificar a simple vista, un espejo y una mesa, sobre la que hay dos fundas negras, como de teléfonos móviles. El mismo protagonista del vídeo, además de grabar el rostro de la joven, también se grabó a él mismo en el reflejo del espejo.



Carlos Chiñas Narváez, quien durante el Gobierno del tristemente célebre alcalde Agustín Aguilar Ibarra fue secretario del Ayuntamiento, es licenciado en Ciencias de la Comunicación, estudiante de la maestría en educación por la UPAV, masón y coordinador del programa del Gobierno estatal “Jóvenes Adelante” e, irónicamente, también tiene un blog en la red en el que escribe sobre docencia, valores y educación, mientras que al mismo tiempo, sostiene actos carnales con una alumna, que además graba y ahora fueron difundidos por Internet.



En redes sociales, en el apartado “Motivos para presumir”, él mismo escribió: “Sabes? estoy a punto de terminar mi segunda maestría en educación...y ha sido un viaje alusinante, intenso y tan loco que no lo volvería a repetir....jajajajajaja.” (Sic) Alucinante, resultó la expresión de cientos de jóvenes alumnos, de padres de familia, de autoridades y de compañeros docentes.



Se destapa la cloaca



Antes de que los vídeos salieran a la luz, padres de familia de alumnos del COBAEV habían mostrado su inconformidad al enterarse de que el citado profesor, quien imparte la clase de Ética y Valores, se había dirigido a jovencitas del grupo 606 de la siguiente forma: “Son una bola de huevonas. Nada más sirven para abrir las piernas”. Sin embargo, al final ninguno de los tutores de las alumnas agredidas acudió a presentar su queja.



La Sociedad de Padres de Familia señaló que no sólo se han proferido acusaciones contra este profesor, sino que hay una serie de abusos contra alumnas, además de otras cuestiones como venta de calificaciones, profesores aviadores, alcoholismo, etc. “Sí hay profesores que venden calificaciones, muchas veces ni sabes por qué te reprueban, sólo te dicen ‘vas a tronar’ y ya”, confiesa un estudiante del plantel, cuyo nombre omitimos para evitar represalias.



Otro de los casos que se dio hace apenas una semana en el COBAEV fue el hecho de que un grupo de alumnos fuera sacado del plantel, sin permiso de la dirección, para acompañar a Antonino Hernández Monroy a dejar invitaciones a diversas instituciones para que asistieran al evento “Expo-Orienta 2014”. Padres de familia se mostraron molestos por el hecho de que sacaran a sus hijos sin permiso, mismos que eran bajados en cada lugar y quienes hasta fueron llevados al Ayuntamiento y a oficinas de un medio impreso regional, sin saber realmente por qué. En esos días trascendió una protesta de alumnos por los aires acondicionados, en los que —según algunos autores—se acusaba de un mal manejo de recursos, pero que realmente tenía insinuaciones políticas, de dentro y fuera del plantel.



Trasfondo político



Ese “por qué” se descubrió finalmente: desde hace tres años, la Sociedad de Padres de Familia le quitó la chequera a la subdirectora administrativa Claudia Galmiche Domínguez, quien luego de solicitar un préstamo personal por una fuerte cantidad de dinero y negársele, comenzó a señalar que había irregularidades en el manejo de los recursos, señaló el comité.



Los climas que ahora están dando problema fueron comprados ‘hechizos’, declararon los miembros de la Junta, así como otra serie de irregularidades: profesores con hijos inscritos en el plantel no pagan la cuota, se vendió un transformador, además de la serie de abusos y faltas que diversos profesores cometen contra los alumnos del Cobaev.



“Mientras no se tocara a los maestros, ellos dejaban a la Sociedad de Padres. Cuando se reclamaron los abusos, entonces comenzaron a atacar. Llevamos varios años y hasta ahora hace eso. Si no estuviéramos trabajando bien, no nos hubieran reelegido”, declaró el comité.



A través de un joven, quien fue orientado por diversos docentes, la protesta comenzó en el plantel. Sin embargo, la realidad de los estudiantes —expresada a través de las entrevistas que este medio hizo a los jóvenes— reflejaba que sólo seguían “el relajo” del movimiento y que lo que querían era que se encendieran los aires acondicionados, sin hacer mención nunca de la Sociedad de Padres, evidenciándose la manipulación que había detrás de las manifestaciones.



Tanto la presidenta de la directiva, María Esther Zamora Regalado, como la tesorera, Marta Juárez Hernández, señalaron que han escuchado las voces de los tutores de los jóvenes estudiantes, quienes están hartos de los abusos realizados por muchos docentes, que están bajo la protección sindical. El mismo comité ha ido hasta la ciudad de Xalapa a informar una serie de irregularidades, entre las que destacaban las palabras con las que el profesor Carlos Chiñas Narváez se había dirigido a las alumnas del grupo 606, quien  finalmente fue expuesto el día miércoles por un escándalo sexual, curiosamente, el mismo día que se presentaba en el plantel una charla sobre “Los derechos de la mujer”.



Fuente: Diario Presencia

Valora este artículo
(3 votos)