Lunes, 22 de Diciembre de 2014

Inician expropiaciones en las Cholulas sin justificar utilidad

Lunes, 07 Julio 2014 00:42
El gobierno morenovallista arrancó en San Pedro y San Andrés Cholula el procedimiento ordinario de expropiación para un polígono de 8.24 hectáreas para la construcción de la Plaza de las Siete Culturas con base en el decreto firmado por el gobernador y publicado el viernes pasado en el Periódico Oficial del Estado en el que se delimita como “zona típica monumental” parte de San Pedro.
  • Elvia Cruz



Sin recurrir a la ley Eukid, el gobierno morenovallista arrancó el procedimiento ordinario de expropiación para un polígono de 8.24 hectáreas para la construcción de la Plaza de las Siete Culturas con base en el decreto firmado por el gobernador y publicado el viernes pasado en el Periódico Oficial del Estado en el que se delimita como “zona típica monumental” parte de San Pedro Cholula.



En ese decreto, sin embargo, el gobierno estatal evitó detallar los pormenores del proyecto de la Plaza de las Siete Culturas, como la construcción de un hotel, un lago con chinampas, espejos de agua, la estación del tren turístico y áreas deportivas, y únicamente se limita a establecer que se encargará del cuidado de la zona.



El procedimiento empezó con una sesión extraordinaria del cabildo en el que por mayoría de votos los regidores aprobaron el viernes pasado la declaratoria de expropiación de esos predios. Inmediatamente se publicó en el diario oficial el arranque formal, así como los decretos firmados por el Ejecutivo y las notificaciones, de acuerdo con documentos en poder de CAMBIO.



La justificación que planteó el alcalde de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres, durante la sesión fue que el proyecto es “técnica y legalmente viable” y aseguró que ya conoció los estudios socioeconómicos, sin embargo evitó revelar en qué consisten y resaltó que con los trabajos que realizará el gobierno del estado en la zona arqueológica “se traerán muchos beneficios y desarrollo turístico”.



Esta acción se da a pesar de que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no ha aprobado el proyecto, pues según el propio gobernador Rafael Moreno Valle, el organismo ordenó hacer algunos cambios al plan original en los que ya se está trabajando.



En total son 21 hectáreas de las cuales nueve se ubican en San Pedro y el resto en San Andrés Cholula. Tomando en cuenta los planos originales, la administración estatal contempla la construcción de un hotel, así como un salón de fiestas, un museo, áreas deportivas, campo de flores, la estación del tren turístico, entre otras adecuaciones.



En este proyecto no se está aplicando la expropiación express, luego de que el gobierno de Moreno Valle ha recibido un revés por aplicar la ley Eukid en el caso de la familia Maurer y la ex hacienda Tamariz.



La condición que el gobierno del estado impuso a los alcaldes de San Pedro y San Andrés Cholula es que deben liberar el derecho de vía, y él realizará la inversión total para el parque temáticos, pero hasta el momento no ha detallado en qué consiste, sólo ha adelantado que se situará en la zona arqueológica un “museo que esté a la altura” de ese legado.



A pesar de que la semana pasada el edil de San Andrés, Leoncio Paisano, admitió que no conocía el proyecto ejecutivo, su gobierno también ha arrancado con el procedimiento de expropiación de terrenos a sus habitantes, a excepción de los de sus familiares con el argumento de que cuentan con construcciones.



 



“No se lucrará con los terrenos”



En la sesión extraordinaria del viernes en San Pedro se aprobó que sólo se deberá adquirir los predios a través del mecanismo legal aplicable, aunque cabe citar que Espinosa Torres ha ofrecido a los ejidatarios 6.80 pesos por metro cuadrado.



Con ello se arrancó con el procedimiento de tramitación de las licencias y permisos correspondientes en materia urbana y ambiental.



En entrevista, el edil de San Pedro garantizó que en las cerca de nueve hectáreas que contempla el proyecto en la ciudad que gobierna, “no se modificarán los usos de suelo actuales, aunado a que en el estudio ambientalmente descartó impactos negativos, debido a que no se construirá ninguna estructura permanente y se respetará la vegetación existente.



”Es una zona típica monumental y en todas y cada una de las partes de las más de cien hojas del proyecto se deja en claro que cumple con la normatividad legal y que en ningún momento se lucrará o privatizarán espacios”, agregó.



 





 





 



 



 



 



 



 

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Lunes, 07 Julio 2014 15:18