Monday, 24 de July de 2017

Tiempos de Nigromante

Tiempos de Nigromante

El hecho que de Moreno Valle esté aprobado nuevamente es una variable básica para el proyecto de mantener Casa Puebla con Tony Gali. En las elecciones federales de 2015 todo lo que oliera a morenovallismo, transformación y progreso, era en realidad un lastre provocado por esa calificación reprobatoria al gobernador que se mantuvo todo el primer semestre de ese año. Gracias a eso, permeó la campaña de contraste realizada por los candidatos del PRI, que se aprovecharon de los fallos del RUTA, el disgusto por varias megaobras, las fotomultas y la privatización del agua.

Dicen los analistas económicos que el 2016 se va a caracterizar por la incertidumbre de las variables financieras. Que el precio del petróleo va a seguir jodidísimo, que los chinos nos van a traer por la calle de la amargura, que las bolsas se van a desplomar y un largo etcétera de catástrofes que siempre nos acaban pegando a los ciudadanos de a pie. Y siempre, sembrando el pánico, el terror a la macro devaluación, aunque con la micro ya tenemos suficiente. ¿Va a llegar el dólar a los 20 pesos?

Pero en el tablero 2016 del PRD sólo hay una victoria posible en las doce gubernaturas en juego: Tlaxcala. De ahí la vehemencia de Agustín Basave de ligar la alianza en esa entidad con la de Puebla. Es la única forma que tiene de asegurar aunque sea una victoria, por más minúscula que sea la entidad. ¿Pero cuál es el precio?

El sudoku tlaxcalteca tiene en vilo a la alianza PAN-PRD que Moreno Valle apresura conforme a sus propios intereses. Pero Adriana Dávila es una piedra en el zapato que no esperaba. Por si fuera poco, se dijo que Felipe Calderón y Margarita Zavala son los principales instigadores de la senadora panista, pues saben que si ella no cede, el futuro electoral de Puebla y de Tony Gali estará en riesgo, con lo que Moreno Valle perdería toda posibilidad de pelear la candidatura presidencial

La senadora Alcalá abandonó con tanta prisa el país que ni siquiera se tomó el tiempo de grabar un mensaje navideño o de Feliz Año 2016 para subirlo a sus redes sociales y arrancar su comunicación política. En pocas palabras: a Blanca Alcalá, la construcción de su candidatura, le tiene sin cuidado.

La sensación general con la que los priistas cierran el 2015 es la de la incertidumbre, la misma que tenían en 2014: ¿en verdad se le quiere ganar al morenovallismo? ¿Hasta dónde llegan los pactos firmados con Los Pinos y algunos personajes del gobierno federal? Si se quiere ganar, ¿cuáles son los instrumentos que se le va a dar al candidato?

Moreno Valle ya tiene todo lo que necesita para ganar en 2016: un candidato competitivo, el control absoluto de su partido y vaya, todo el dinero que necesita para mejorar su imagen tras la caída de su evolución por las medidas impopulares y actitudes asumidas tras la victoria del 2013. El bien denominado populismo electorero expresado a través de los programas especiales que incluyen el regalo de cosas como mochilas o uniformes, así como boletos de conciertos y espectáculos, tiene como objetivo anular la conciencia crítica de muchos poblanos descontentos con su gobierno.

Con todo y la presencia de la senadora-candidata priista en la mesa de negociaciones, Moreno Valle se agandalló dos de los tres asientos del TEEP a través de Adrián Ricardo Gutiérrez Perdomo y Fernando Chevalier Ruanova. El PRI sólo se quedó con un magistrado, Jorge Sánchez Morales, que fue el presidente del IEE cuando Moreno Valle ganó en 2010. (Sánchez Morales, por cierto, era ficha de Lucero Saldaña, no de Blanca Alcalá).

Jueves, 10 Diciembre 2015 03:07

La encomienda que EPN le dio a Blanca Alcalá

La agenda de Blanca Alcalá en estos días no tiene un solo minuto libre. Ya sabe usted, son días de Palabras Mayores. Ayer dio paso a uno de los momentos más intensos de su carrera política. Nada más y nada menos que cumplir una encomienda presidencial directa que recibió la semana anterior. Una instrucción precisa de Enrique Peña Nieto

Algunas fuentes refieren que Moreno Valle también operó para su amigo Anaya, caído en desgracia durante la agonía legal que vivió en el INE. El dirigente nacional del PT visitó Puebla el pasado 12 de noviembre con pretexto de acudir al Congreso de Educación Inicial que se llevó a cabo en el Centro Expositor. Pero previo a la inauguración, el gobernador poblano y Anaya tomaron un largo acuerdo, en el que se dice, establecieron una ruta crítica para salvar el registro. Aquí está una sería de fotografías que se presentan como evidencia de tal encuentro.

Si el populismo es un producto milagro, los poblanos que van a recibir mochilas, uniformes, museos gratis, escrituras, partidos de futbol y hasta boletos para ver a Pitbull, van a tomar todos y al final decidirán por quién votar. Así como 25 mil poblanos recibieron sus boletos para el concierto del sábado, y decidieron no ir. El problema del populismo como producto milagro es que pretende revertir la impopularidad generada en cinco años de gobierno de medidas lesivas a la economía, así como el clima de autoritarismo y represión.

La crónica del destape fallido del viernes, sin embargo, revela la urgencia del morenovallismo para que Blanca Alcalá sea ungida, lo que acaba provocando comedias bufas como la que en 1987 llevó equivocadamente a Alfredo del Mazo a felicitar a Sergio García Ramírez en la sucesión que ganó Carlos Salinas. ¿Por qué el morenovallismo, a través de sus plumas, quiere obligar a que Beltrones adelante sus tiempos y anticipadamente anuncie la designación de Blanca?

Las últimas encuestas señalan que Enrique Doger creció gracias a su activismo mediático y se colocó muy cerca de Blanca, lo que obligó a la senadora a pisar el acelerador y arrancar la campaña mediática por su informe legislativo. Jiménez Merino también tuvo crecimiento, pero se mantiene lejano a los punteros. Lucero Saldaña quiso dar un golpe de efecto con la presentación de su 3de3, pero el tiro le salió por la culata ya que en sus declaraciones fiscales de 2013 y 2014 hasta el SAT le quedó a deber, o sea que no pagó impuestos. Del resto nada se sabe

La impopularidad de Peña Nieto, sin embargo, es directamente proporcional a su eficacia política: sin mayoría en ninguna de las cámaras, logró aprobar las reformas que ni Zedillo, ni Fox ni Calderón lograron. Y a mitad de su sexenio, a diferencia de sus predecesores, sí alcanzó la mayoría en San Lázaro, la primera vez que un partido la logra desde 1997. ¿Cómo un presidente, siendo tan eficaz políticamente, puede resultar tan impopular a nivel de calle?

Moreno Valle tiene un problema de comunicación grave que ni todo el dinero del mundo puede arreglar: no dice nada. Esto es, se encuentra ausente de todos los debates de la esfera pública. Su opinión es irrelevante. Quizá en los conciliábulos su voz sea potente, así como en las intrigas palaciegas, pero en el México real no tiene bandera ni proyecto que vender, a excepción de los “logros” obtenidos en su gobierno. Pero si se toma en cuenta que los poblanos tienen reprobada su gestión, esos “logros” se nulifican y hasta se oscurecen, por lo que queda poco para vender

La traición es el arma favorita de la política, y el golpe vino desde dentro, con la anuencia del presidente Peña Nieto. Quizá el escenario más rebuscado sea real: a Beltrones se le entregó la dirigencia nacional del PRI para hundir sus aspiraciones, no para alentarlas. Lo que el sonorense creyó que era aplauso, en realidad resultó mortaja. Y dependiendo de cuántas derrotas sume en 2016, va a ser la lejana Embajada que le toque para mirar el 2018 desde lejitos

Página 1 de 12