Friday, 20 de October de 2017

Lunes, 17 Agosto 2015 02:40

Ayuntamientos estrenan armas y temen que se las vuelvan a robar

Tlacotepec, Yehualtepec, Tochtepec y Zaragoza son los gobiernos que han sido víctimas. Los ediles creen que en Puebla opera una banda dedicada a atracar gobiernos municipales, específicamente en el área de Seguridad Pública.

  • Abimael Ponce / Tlacotepec de Benito Juárez

Los municipios de Tlacotepec de Benito Juárez, Yehualtepec y Tochtepec temen volver a sufrir el robo de sus armas una vez que consiguieron comprar nuevos equipos para el departamento de Seguridad Pública, luego de que a principios de año los tres ayuntamientos fueron víctimas de la delincuencia organizada.

 

Al igual que el edil de Zaragoza, Rigomar Martínez Morales, los presidentes municipales de estas tres demarcaciones han atribuido el robo a sus gobiernos a grupos armados.

 

El alcalde de Tochtepec, Marcos Pérez Calderón, consideró en entrevista que las armas que fueron sustraídas de su ayuntamiento el pasado7 de marzo de este año han sido utilizadas para delinquir.

 

En esa ocasión, los ladrones se apoderaron de cuatro armas, un revólver y dos pistolas Pietro Beretta, así como una escopeta calibre 12 milímetros.

 

En cada caso, el equipo fue sustituido y está registrado ante la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), instancia que regula la posesión de armas a los cuerpos policiacos municipales.

 

El primer caso de este tipo ocurrió el pasado 20 de enero en Yehualtepec, municipio gobernado por José Luis Tenorio, donde los delincuentes, además de llevarse el cajero, sustrajeron del banco de armas del municipio dos escopetas calibre 12 milímetros y una pistola calibre 38.

 

Posteriormente, el 7 de febrero de este mismo año, se registró un robo al cajero ubicado en el Palacio Municipal de Tlacotepec de Benito Juárez gobernado por Pablo Pérez Maceda, donde los ladrones sutrayeron ocho armas, entre ellas dos rifles AR-15, un cargador abastecido con 15 cartuchos útiles, cuatro escopetas calibre 12 con nueve cartuchos, un revólver 38 especial con cinco cartuchos y una pistola Prieto Beretta con un cargador abastecido de cinco cartuchos.

 

Además del robo de armas, otras circunstancias que impiden el correcto desempeño de los elementos de Seguridad Pública es que en algunos casos, como en Tecamachalco, además de tener escopetas, rifles de asalto y pistolas de alto calibre, cuentan con 28 chalecos antibalas, de los cuales 20 se encuentran en buenas condiciones y ocho ya obsoletos, pese a lo que son utilizados a diario.