Friday, 23 de June de 2017

Miércoles, 11 Enero 2017 02:50

Ya son 13 extranjeros en el Club Puebla

Con la llegada de Pablo Cáceres y Gonzalo “Nano”, son los últimos dos refuerzos

  • Carlos R Cózatl Martínez / @cr_cozatl


El Club Puebla anunció a los uruguayos Pablo Cáceres y Gonzalo “Nano” Ramos como sus dos últimos refuerzos, con lo que la cuota de extranjeros en el cuadro poblano llega a 13, tres más que el torneo anterior, la temporada pasada el desempeño de los jugadores foráneos no fue el mejor, ya que sólo destacaron Campestrini, Robert Herrera y Álvaro Navarro, de los 10 con los que contaba el cuadro.


Pablo Cáceres, es lateral izquierdo de 31 años, con vasta experiencia en el futbol sudamericano y en el viejo continente, donde jugó con el Twente de Holanda, MSV Duisburg de Alemania, Mallorca de España y Torino en Italia, se caracteriza por su fortaleza física y su buena colocación.


Su compatriota, Gonzalo “Nano” Ramos, de 25 años de edad, proviene de Club Atlético Cerro, al igual que el refuerzo camotero Osvaldo Centurión, y donde en trece partidos disputados, logró anotar en dos ocasiones y brindó asistencia, jugando cerca de 940 minutos.


El Club Puebla ya cuenta con trece elementos no nacidos en tierras mexicanas, y los números que han dejado algunos de sus predecesores no han sido del todo benéficos para la plantilla poblana. En comparación al torneo pasado ha aumentado en tres los lugares ocupados por extranjeros, solo permaneciendo en el club Christian Campestrini, Robert Herrera, Damián Schmidt, Pablo Míguez, Alexis Canelo y Álvaro Navarro.


Los refuerzos extranjeros que han llegado con bombo y platillo y que no han explotado su potencial en el club en los últimos años son el colombiano Franco Arizala, quien después de su operación de hernia nunca pudo estar al 100 y sólo jugó dos partidos en el semestre pasado; Mauro Cejas, quien jugó 266 minutos en el torneo y 16 en la justa continental vs el Racing; Eisner Loboa, quien llegó para el apertura 2014 después de salir bicampeón con León, obtuvo la titularidad durante las primeras fechas pero se fue desvaneciendo hasta quedar relegado a la banca y salir por la puerta de atrás del equipo, y como estos casos existen muchos más cartuchos quemados que por incompetencia de la directiva o simplemente porque nunca se acoplaron al equipo, han defraudado a la afición poblana.