Tuesday, 25 de April de 2017

Lunes, 09 Mayo 2016 01:34

¿Pásele, Pásele a ver su circo de Campañin!




Written by  Guillermo Hidalgo Vigueras

Mal y de malas, caray, que pena que en una Entidad como la nuestra, nuestro bien querido Estado de Puebla, estemos viendo campañas políticas que tienen de todo, menos de propuestas, programas ni presentaciones serias que bien se merece nuestra ciudadanía y que muchos, o  a algunos de los participantes, solo les falta tirarse al suelo y bailar el gallinazo como en los tiempos de Paco Stanley y su patiño Mario Bezares.


En fin, una falta total de respeto a la ciudadanía, a nuestra inteligencia y si me apuran a la investidura que las autoridades que resulten electas deberán de tener.

 

                Es una lástima ver las campañas que deberían de estar repletas de propuestas, diálogos y serios foros a fin de mejorar nuestros Municipios, nuestros Estados y en lo general nuestra Nación, convertidas ahora en una competencia de canciones al nuevo emperador/a y de ver quien hace las mejores ridiculeces para hacer reír al respetable, que por cierto, difícilmente se traga ya esas payasadas, (claro, con el debido respeto a los Payasos Profesionales y no a quienes los pretenden emular).

 

                Denostaciones de uno a otro candidato, enfrascándose en que si tienen más lana, en que si robaron o no y (háganme el favor) que tanto, en que si están más guapos o guapas, en competencias de argumentos y acciones populistas a lo gringo, como es lo de andar besuqueando a niños y niñas, pequeñines que jamás dejaran que se les acerquen de nuevo, y si no…al tiempo.

 

                Por otra parte, también acciones populistas a la mexicana, como andar con escobas barriendo la corrupción por todos lados, menos en sus propias oficinas, o los que, por no tener recursos, no salen ni siquiera de la ciudad (al menos no lo suficiente) con el fin de platicar con la ciudadanía, que en su momento le comunicará sus problemas y peticiones.

 

                No señor, aquí lo que importa, es quien regala más chingaderitas, artículos inútiles y quien da más besitos de melocotón, quien es artista de la música y quien del drama novelesco, pero de presentar programas y soluciones a los votantes, serias y factibles… nada simplemente nada.

 

                Se habla de la seguridad como moneda de cambio, cuando hace rato que no la sentimos, al menos en nuestra Puebla Capital, se dice que para disminuir a la delincuencia organizada, se pondrán más lámparas y más cámaras en las calles, en una de esas hasta más drones de esos que compraron en el CERI con el presidente anterior a una millonada, un verdadero engaño y ¿qué ha pasado? no lo sabemos.

 

                Ya veo a los líderes de las grandes organizaciones delincuenciales en el orden nacional e internacional, preocupados por comprar las fábricas o concesiones de focos para que no vallan alumbrar a sus lamparitas, no sea que se vallan a acabar así sus negocios, y yo que pensaba que eso era prevención básica… ¡bueno! lo que uno aprende cada día.

 

                En fin, que todo esto es una pena, políticos que no hacen política sino partidismo, ayudantes que desde hoy se están ayudando a sí mismos en sendos negocios, derivados de las inversiones que están haciendo en las campañas ¡a! por que seguro habrá que pagar después esos apoyos… “Puebla que Dios te bendiga porque ni cómo ayudarte”

 

                Ya no hay políticos, se acabaron los estadistas, y me refiero a los políticos estudiosos del fenómeno de la “Política” como medio de convivencia, superación, respeto y orden social, no como simples y encaprichados partidistas, que ahora están peor que los jugadores de fut bol, que cual mercenarios se van de equipo en equipo cada temporada según sus conveniencias, cambiando de los colores que defienden y asegurando y jurando lealtad a los nuevos grupos, que con lana o curules los cobijarán.

 

                No se equivocaba Otto Von Bismark, quien recuerdo que es mencionado en uno de los textos de Eduardo Lozano Tovar, en donde el General germano comentaría si viera este momento, (y yo agregaría que en Puebla principalmente), que: “Esta, es la tragedia de un sistema, como el sistema occidental, que sólo produce políticos y no estadistas”.

 

Y agregaría Bismark “La diferencia entre un político y un estadista, es que el político piensa en las próximas elecciones y el estadista, en la próxima generación…”

 

                Y de esos al menos por el momento… no tenemos aquí.

 

¿O no?

Juzgue Usted

 

[email protected]

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus