Tuesday, 21 de February de 2017

Martes, 13 Diciembre 2016 02:34

Elecciones en las secciones 23 y 51 del SNTE




Written by  Gabriel Sánchez Andraca

 ¿Se acuerda usted de los famosos congresos para elegir a las nuevas directivas de las Secciones 23 y 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE)? Eran un auténtico desmadre, con perdón de nuestros lectores.


 Se realizaban en diferentes fechas, pero el comportamiento era el mismo tanto en la sección 23 que agrupa a maestros federales, como en la 51 que agrupa a maestros estatales.

 

 Sectores magisteriales de ambas secciones pretendían evitar imposiciones de dirigentes que según decían, sólo buscaban enriquecerse mediante componendas con las autoridades educativas y a tener poder para manejar a los mentores a su antojo, mediante castigos como suspensiones temporales, cambios de adscripción, en fin, acumulándoles faltas para después llegar a la medida extrema de correrlos.

 

 Los maestros federales que se agrupaban en la Sección 23 eran los más aguerridos y conflictivos.

 

 Los congresos de unos y otros siempre originaban descontrol en el trabajo de las escuelas, pues suspendían labores muchos mentores, unos porque eran delegados que iban a elegir a sus nuevos dirigentes y otros porque iban a oponerse a dicha elección.

 

 Para evitar a los opositores y continuar mangoneando al sindicato en sus dos secciones de Puebla, no se decía el nombre del lugar a donde se llevarían a cabo los congresos y los opositores, tenían que estar pendientes para salir en vehículos propios o alquilados previamente, persiguiendo a los autobuses que llevaban a los delegados de una u otra sección.

 

 Las dirigencias hacían trampa: salía un autobús hacia el sur del estado y los opositores se iban tras dicho transporte a toda velocidad, pero era una salida en falso, porque cuando los opositores se habían ido, entonces salía la caravana con los delegados hacia el lugar donde realmente se llevaría a cabo la reunión, que generalmente era en sentido contrario.

 

 Cuando se descubría el engaño, ya era demasiado tarde.

 

 Hubo una vez, en que un Congreso de la Sección 23 se inició en Puebla, habiéndose citado en Tehuacán. Los maestros de la oposición y los reporteros ya estábamos en la llamada Ciudad de las Granadas, en el lugar donde se llevarían a cabo los trabajos: había maestros de la zona, alumnos y bandas de guerra que terminado el acto inaugural se retirarían, pero el tiempo pasó y la dirigencia no llegaba para iniciar el acto. Después de las 15 horas, un telefonazo informó que la inauguración ya se había hecho en la ciudad de Puebla, donde continuarían los trabajos.

 

 El regreso a la capital del estado de periodistas y maestros de la oposición, fue inmediato y llegando a Puebla, fuimos a donde estaban congregados los delegados, que acordaron continuar los trabajos al día siguiente en la ciudad de Acatlán.

 

 A las 7 de la mañana salió un convoy de vehículos hacia la suriana ciudad. Maestros y periodistas conformamos una enorme fila de autos y camionetas rumbo a la mixteca y cuando entrábamos a Acatlán, se nos informó que de última hora se había decidido llevar a cabo los trabajos en Chignahuapan, ciudad de la sierra norte.

 

 El retorno fue penoso y se hizo bastante largo. Cuando llegábamos a Chignahuapan, escuchamos atronadores aplausos y vivas. Ya se había elegido al nuevo comité seccional y los opositores, no tenían nada que hacer.

 

 Este congreso que fue el más representativo de la antidemocracia que regía en el sindicato magisterial, fue llamado por la prensa local como “el congreso peregrino”.

 

 Bueno pues ahora, en las diferentes secciones del SNTE, las cosas han cambiado “un poco”. Por lo menos la antidemocracia ya no se hace tan patente como antes.

 

 Los funcionarios de mayor nivel de la burocracia magisterial, siguen empeñados en no perder el control, pero la dirigencia nacional ya les tiene prohibida su participación, aunque algunos siguen buscando la forma de incidir en las elecciones internas seccionales.

 

 Por lo que respecta a Puebla, el panorama ha cambiado. Los congresos de las secciones mencionadas, 23 y 51, se iniciarán el mismo día en un acto que tendrá lugar en el Centro Expositor de los Fuertes, con asistencia de dirigentes nacionales.

 

 Lo anterior será el 14 de este mes. Antes, entre hoy 12 y mañana 13, se elegirán los delegados que tomarán parte directa en la elección. Los congresos de ambas secciones, tendrán lugar en San Andrés Cholula, el de la 23 y en Metepec (Atlixco) el de la 51.

 

 Los aspirantes para dirigir la sección 23, que agrupa a los maestros que pertenecían al sistema federal (ahora ya están unificados) son: Gregorio Macario Morales León, que actualmente se desempeña como secretario de organización de la región Tepeaca; Alejandro Ariza Alonso, actual secretario de asuntos profesionales; José Trinidad Padilla Mora, encargado del Fondo de Ahorro y Eliut González, actual secretario de Finanzas.

 

 Los aspirantes a la secretaría general de la sección 51, que agrupaba a los maestros del que era sistema estatal son; Juan Díaz de León Rivera (secretario de finanzas) Dinora Díaz Hernández, actual secretaria de créditos; Gumersindo Herrera Rivera, actual secretario de carrera magisterial; Oscar A. Rivera, comisionado en el Issstep Y Virgilio Espinoza, candidato llamado externo, maestro del Centro Escolar “Manuel Espinosa Iglesias”

 

 En esta elección los maestros jubilados tendrán una importante participación, pues en la Sección 23, tendrán 200 delegados y en la 51, tendrán 97 y es que el número de jubilados del magisterio en Puebla, ya son 20 mil en números redondos. Llevan buenas propuestas, de las que ya les informaremos

 

 

Rate this item
(0 votes)
comments powered by Disqus