Friday, 17 de August de 2018

Miércoles, 21 Septiembre 2016 14:00

A través del deporte buscan alejar de los vicios a jóvenes de Atlixco

El ex futbolista Johan Rodríguez entrena a 70 atlixquenses de entre 13 y 16 años de edad

  • Yessica Ayala / Atlixco



Jóvenes atlixquenses con problemas sociales como desintegración familiar, vicios o problemas escolares son canalizados dentro del programa Glorias del Deporte, el cual busca que por medio del fútbol mejoren su calidad de vida.



“A mí me da mucha satisfacción estar dentro de él, es un tema bien bonito, el tema aquí es hacer niños de bien, niños que están en una edad difícil de 13 a 16 años que están en la secundaria y que los tomamos no para hacerlos jugadores de primera división, sino para darles una mejor calidad de vida”, comentó Johan Rodríguez, ex futbolista profesional.



Este programa estatal tiene a su primera generación de Atlixco entrenando en el deportivo La Carolina; Johan Rodríguez señaló que durante el tiempo que ha participado en estas actividades ha conocido diferentes historias de jóvenes muy complicadas.



“La idea es hacer un scouting en todas las secundarias, es ir a hablar con el director, con los profesores y nos ayudan con los niños que ellos ven que tienen menor atención en la escuela, que tienen una calidad de vida algo complicada con la familia o en la calle”.



Algunos de estos jóvenes se olvidan de sus problemas y se enfocan en el deporte, según dijeron ellos mismos.



“Sacas todo eso que tengas dentro, por ejemplo yo tengo problemas y todo se me va, llego aquí y se me olvida todo, lo malo te daña, tienes muchos problemas”, así lo dio a conocer Jazmín Ramírez Estrada, quien practica este deporte.



Otros ven esto como una oportunidad para hacer nuevos amigos y alejarse de los vicios propios de su edad.



“Toda causa tiene una consecuencia, si quieres algo bueno pues meterte al deporte más que una adicción que no te deja nada, y el deporte re deja bastante, de estar acá el aprender, mejorar y conocer nuevos amigos”.



Son 70 jóvenes de entre 13 y 16 años, los que aprenden fútbol, pero más que aprender se enfocan en ser mejores.