Monday, 18 de June de 2018

Viernes, 13 Enero 2017 13:36

Padre del dueño del Golf sale a su defensa: el coche ya fue revendido más de 2 veces

Ignacio Fernández Morales,  informó que su hijo Héctor Ignacio Fernández López ya no es el dueño de la unidad involucrada desde mayo de 2016, además de tener conocimiento en que fue revendida por lo que se desconoce a quién realmente pertenece.

  • Staff / Diario CAMBIO


El padre  de quien aparece como propietario del Golf rojo  con placas de circulación YKH-78-98 del estado de Veracruz, que atropelló al estudiante de la BUAP, Luis Enrique Bruno, deslindó a su hijo de ser el responsable al asegurar que la unidad fue vendida hace tiempo y el error radica en que nunca concretaron el cambio de propietario.


En entrevista con el medio veracruzano Al Calor Político, Ignacio Fernández Morales,  informó que su hijo Héctor Ignacio Fernández López ya no es el dueño de la unidad involucrada desde mayo de 2016, además de tener conocimiento en que fue revendida por lo que se desconoce a quién realmente pertenece.


“Nos enteramos del accidente a través de las redes, al ver los datos que aparecen en las redes nos damos cuenta de que es un vehículo que aparece a nombre de mi hijo Héctor Ignacio Fernández López. Nosotros cometimos un gran error al no llevar a efectos la baja correspondiente del vehículo”, dijo el papá a dicho medio digital.


Indicó que tiene las pruebas que demuestran que el vehículo se vendió a Rodrigo Moreno, de la comunidad de Alchichica, quien hace unos meses también ya lo revendió.


“Cuando yo le hable para comentarle la situación, él me dijo que ya se lo había vendido a otra persona, entonces yo le dije que checara porque había un problema fuerte”, dijo en alusión a que a quien le vendieron también comercializó el vehículo.


Fernández Morales precisó que decidió informar esto a la comunidad, a fin de aclarar que ni su hijo ni su familia tienen algo que ver con el atropellamiento del estudiante de la BUAP, pues refirió que incluso este miércoles unas personas intentaron introducirse a su domicilio particular, argumentando que su hijo era un asesino luego de que en redes sociales se han difundido los datos además de que CAMBIO reveló las placas a través de imágenes del hecho.