Saturday, 29 de April de 2017

Miércoles, 30 Noviembre 2016 13:30

Azafata sobreviviente del Chapecoense da su primer testimonio

La joven de 27 años comentó que el avión se apagó por completo antes de tener un fuerte descenso. 

  • Staff


Una de las sobrevivientes del avionazo en Medellin en el que murieron 75 personas, dijo que el avión no estaba preparado para cubrir una ruta tan larga, lo llevaron al límite de distancia del promedio en sus trayectos. 


Ximena Suárez, azafata boliviana de la aerolínea LaMia, declaró para el diario El Colombiano que la nave se apagó completamente antes de tener un fuerte descenso que terminó impactando en un cerro de los alrededores del aeropuerto José Manuel Velasco, de Medellín.


El testimonio de Suárez coincide, sobre las distancias límite a recorrer por ese modelo de aeronave, con la versión de expertos consultados por el diario, que ubican al Avro Regional Jet Regional 85 con una autonomía de vuelo de 2.965 kilómetros, en tanto que el trayecto planeado el lunes por la noche era de 2.960 kilómetros. 


"El avión sí es limitado para esa ruta. Yo volaba un RJ100, muy parecido, para SAM en los años noventa. No se trata en todo caso de una aeronave anticuada, cuenta con todos los sistemas. Pero las siglas RJ representan Regional Jet, es decir que es para rutas cortas, generalmente locales, de 2 horas. La operación del avión fue estirada hasta su límite y de una forma indebida", dijo la sobrecargo tras el accidente, que los primeros reportes atribuyen a una falla eléctrica.


Originalmente, el Chapecoerense estaba programado para despegar de Sao Paulo en un vuelo charter a Medellín, pero las regulaciones brasileñas no permiten la operación de vuelos privados de empresas no brasileñas o del país de destino, por lo que el equipo se trasladó hasta Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia, para abordar.  


Fuente: SDP