Tuesday, 28 de March de 2017

Martes, 10 Enero 2017 01:33

VW le hace la barba a Trump: Audi no cerrará planta en Chiapa

El presidente electo de EU, Donald Trump dividió al consorcio Volkswagen. Mientras Scott Keogh, presidente de Audi Norteamérica, dejó en claro que no teme a sus amenazas debido a que la fabricación del Q5 en San José Chiapa surtirá a todo el mundo y no sólo en Estados Unidos, Herbert Diess, presidente ejecutivo del grupo VW, le ‘hizo la barba’ al republicano al indicar que ampliarán inversiones en su país.

  • Manuel Flores Jiménez / @manuel_jimef


El presidente electo de Estados Unidos Donald Trump divide al consorcio automotriz Volkswagen, ya que mientras Scott Keogh, presidente de Audi Norteamérica dejó en claro que no teme a sus amenazas en imposición arancelaria, debido a que la fabricación del Q5 no es sólo para su país sino para todo el mundo, Herbert Diess, presidente ejecutivo del grupo, le hizo la ‘barba’ al republicano al indicar que ampliarán inversiones.


El representante de Audi indicó que la planta que la firma inauguró en Puebla en septiembre pasado es global, razón por la que el triunfo de Trump no afecta a sus planes.


“No podríamos cerrarla, desde ahí abastecemos a Norte y Sudamérica, Europa y África”, dijo durante el Auto Show Detroit 2017 que se realiza en Michigan, Estados Unidos.


El Q5 fue el modelo más vendido de la compañía de los cuatro aros en Estados Unidos en 2016. Keogh dijo que hasta el momento no han tenido acercamiento con la nueva administración para tratar el impuesto arancelario que se pretende por unidad exportada. “Esperamos hacerlo después del 20 de enero”, dijo, fecha en la que Donald Trump asumirá presidencia de Estados Unidos.


VW también se mantiene pero le promete a Trump inversión


En tanto el representante de Volkswagen Herbert Diess le prometió a Trump inversión para su país, aunque indicó que las plantas de Puebla y Guanajuato siguen su marcha debido a que México es clave el crecimiento de la firma.


“Norteamérica es muy importante para nuestra marca, y la tarea más importante que tenemos por delante es recuperar la confianza de nuestros clientes (…) Creo que Trump no querría que nosotros fabriquemos autos solo para exportarlos a México. México es para nosotros un mercado muy grande también”, comentó previo a la inauguración del Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica (Naias) en Detroit.


Cabe recordar que la empresa automotriz Ford anunció el martes 3 de enero que cancelaría la inversión de mil 600 millones de dólares (mdd) proyectada para el estado de San Luis  Potosí, donde tenía previsto construir una nueva planta de montaje de vehículos ante las amenazas de Trump.


Subrayó que en Estados Unidos podría ser ampliada la fábrica de Chattoonaga donde trabajan unas 3 mil 200 personas y en la que arma el modelo Passat. La decisión sobre esa planta será tomada a comienzos del 2018, dijo el ejecutivo quien aseguró que no teme ser blanco de presiones de Trump a través de la red Twitter como sucedió con otras compañías como Ford.