Miercoles, 22 de Noviembre del 2017

Ángeles de Puebla, equipo del gobierno que nunca trascendió

Ángeles de Puebla, equipo del gobierno que nunca trascendió
Martes, 14 Noviembre 2017 01:55
César Aguilar

Durante cuatro años en torneos largos no jugó ni una liguilla, sólo disputaba el descenso. En 1984 el entonces gobernador Guillermo Jiménez Morales compró al equipo para que Puebla tuviera dos escuadras y así iniciar una rivalidad entre ambos conjuntos; sin embargo poco duró el gusto, pues no estuvieron mucho tiempo en Puebla.



El paso de Ángeles de Puebla por la Angelópolis fue efímero: sólo estuvieron cuatro años en la Liga mexicana y nunca disputaron una liguilla, sólo el descenso. El equipo Club de Futbol Oaxtepec-IMSS llegó a Puebla en 1984, pues no tenían estadio en Oaxaca, pero en ese mismo año el entonces gobernador Guillermo Jiménez Morales decidió comprarlo para que Puebla tuviera dos escuadras y con ello la rivalidad en la ciudad.


Los angelinos nunca despegaron en la Liga del balompié nacional, ya que de los 142 juegos que disputaron en cuatro temporadas ganaron 37, perdieron 59 y empataron 46. Los estrategas a cargo del conjunto fueron Ricardo La Volpe, quien debutó como técnico, además de Alfonso Portugal y Juan Alvarado.


En cuanto al uniforme del equipo éste era de color guinda, su escudo presentaba la grafía “A” y como extensión de ésta un ala que simbolizaba a los Ángeles de Puebla.


De Oaxaca para Puebla; lo compra Jiménez Morales


La historia de los angelinos tuvo su antecedente previo a su llegada a la Angelópolis, creado por el Instituto Mexicano del Seguro Social en 1978, pasando a ser el Club de Futbol Oaxtepec-IMSS años más tarde, saltando así de los finales de los años 70 desde la tercera división, al máximo circuito de balompié nacional en 1983.


Su primer año lo debutaron en el estadio Cuauhtémoc, debido a que su inmueble olímpico de Oaxtepec se encontraba en remodelación, y la respuesta de la afición fue positiva, ya que además de apoyar a los enfranjados se ilusionaban con los oaxaqueños.


Esa ilusión despertó el interés del gobierno poblano, que finalmente compró la franquicia para la temporada 84-85, otorgándole las alas y cambiándoles el nombre a los conocidos como “Los Ángeles”.


La Volpe logra la primera victoria


Llegó así el primer compromiso angelino y en esa ocasión Guadalajara visitaría el Cuauhtémoc para intentar aguarles la fiesta a los debutantes un sábado 25 de agosto que terminaría con un triunfo poblano de 3 goles por 2. Ricardo Antonio La Volpe dirigía a los emplumados, quien años atrás había debutado como técnico con Oaxtepec en el 83.


Errores de la defensiva tapatía, quienes eran subcampeones del balompié mexicano en aquella temporada, permitieron la victoria antes de tiempo, ya que los poblanos anotaron gracias a Ángel Gómez (22’), Rafael Jurado (26’), y Martín Reyna (65’). La goleada en ese momento motivó al chiverío que jugó contra reloj, pues con goles de Javier Cárdenas en el 67’ y en el 90’ a través ‘Concho’ Rodríguez, el empujón no alcanzó.


Eduardo Fernández; Guadalupe Díaz, Rafael Jurado, Rafael Loredo y José Rodríguez; Alfonso Rubio, Arturo Castañón, Rogelio Patiño y Martín Reyna; Miguel Ángel Gómez y Miguel Ángel Casanova fueron los futbolistas en debutar y apadrinar al equipo.


Nunca calificó a la Liguilla


Aquella temporada del 84-85 la terminaron en el puesto 13 de la tabla y de ahí en adelante las cosas jamás despegaron, con resultados que los dejaron en las posiciones 9 en el PRODE 85, en el último lugar en la temporada del 86, pasando así al 86-87 donde quedaron en la posición número 17, y finalmente en la 87-88 en lugar 18.


Esta misma cosecha fue alejando poco a poco a la afición del inmueble angelino, y pese al apoyo del gobierno la franquicia nunca logró despegar, pues no consiguió pelear ninguna Liguilla, y es que sus primeros años como nuevo equipo fueron complicados, que a la postre llevarían la plaza a otra ciudad.



Loading...
Loading...