Viernes, 15 de Diciembre del 2017

Tras muerte de Huesca, ahora se va su compinche en pederastia, Rivera

Tras muerte de Huesca, ahora se va su compinche en pederastia, Rivera
Jueves, 07 Diciembre 2017 03:01
Agencias

El papa Francisco aceptó su renuncia presentada hace seis meses como máximo representante de la grey católica. Huesca y Rivera tienen un largo historial de complicidad, pues ambos protegieron al padre pederasta Nicolás Aguilar, quien habría violado a más de 30 niños cuando estaba adscrito a la diócesis de Tehuacán.



Tras la muerte de Rosendo Huesca Pacheco ahora se va su cómplice en pederastia, el cardenal Norberto Rivera Carrera, pues el papa Francisco aceptó la renuncia del jerarca; el sucesor es Carlos Aguiar Retes, actual arzobispo de Tlalnepantla.


Huesca y Rivera tienen un largo historial de complicidad, pues ambos protegieron al padre pederasta Nicolás Aguilar, quien habría violado a más de 30 niños cuando estaba adscrito a la diócesis de Tehuacán en  1980.


Ambos personajes nunca se atrevieron a denunciar el abuso sexual ante las autoridades, la queja de las víctimas fue aceptada 30 años después por la Procuraduría General de la República (PGR).


A seis meses de que el cardenal Norberto Rivera Carrera presentó su renuncia a la Arquidiócesis de México al papa Francisco, por haber cumplido la edad de jubilación, es decir 75 años, el Vaticano aceptó la renuncia del jerarca y el sucesor es Carlos Aguiar Retes, actual arzobispo de Tlalnepantla.


La información se dio a conocer por la noche en México y se espera que este día por la mañana se haga oficial el nombramiento.


El sucesor de Norberto


El domingo 11 de junio el cardenal Carlos Aguiar Retes, arzobispo de Tlalnepantla, tomó posesión de la Iglesia de los Santos Fabián y Venancio en Vía Fiorelli, Roma, como cardenal presbítero, título que le fue asignado el 19 de noviembre de 2016 en el Consistorio donde se le entregó la birreta roja.


Conforme a la ley de la Iglesia, los cardenales constituyen un colegio peculiar cuya objeto central es la de proveer a la elección del romano pontífice. Cada cardenal del orden presbiteral y diaconal se le asigna un título o diaconía de Roma para colaborar con el papa en el cuidado de las iglesias formando parte del clero romano.


En su homilía de toma de posesión de la Iglesia Particular de los Santos Fabián y Venancio, Aguiar Retes expresó su alegría en el señor Jesús por "presidir la Eucaristía para ustedes; y me llena de esperanza establecer la comunión con la comunidad parroquial de San Fabián y San Venancio, porción de la Iglesia de Roma; es una experiencia de enorme dimensión, que expresa de manera tangible la comunión de la Iglesia de Tlalnepantla, de la que soy Pastor, con la Iglesia de Roma que preside el sucesor de san Pedro".