Miercoles, 17 de Enero del 2018
Jueves, 14 Diciembre 2017 02:59

Meade en la Puebla del PRI de ficción

Meade en la Puebla del PRI de ficción Escrito Por :   Javier Arellano Ramírez

La visita que José Antonio Meade Kuribreña hará este sábado 16 de diciembre a Puebla solo es parte del protocolo, de la liturgia y de los ritos del revolucionario. Ahí estarán los líderes y los sectores de un priismo que durante los últimos siete años han permanecido postrados y arrodillados ante el morenovallismo.


Ahí estará el dirigente Jorge Estefan Chidiac sobre quien la burbuja poblana tiene un grueso expediente negro; también el cetemista Leobardo Soto el líder beneficiado por la mano protectora de Rafael; todos los diputados locales del tricolor que han votado sin pudor y sin rubor por la cuenta pública del gobierno del estado. Algunos hablarán por sectores que prácticamente son de membrete y otros de plastilina, como la Confederación Nacional de Organizaciones Populares, la Confederación Nacional Campesina, el Movimiento Territorial Urbano y tantos otros órganos que solo existen en las mantas que este sábado se colocarán para recibir a Meade.

 

El priismo poblano nada representa y el virtual candidato presidencial lo sabe perfectamente.

 

Es un instituto al que los dirigentes banales y frívolos convirtieron en una parodia; un partido al que sus presidentes municipales y diputados locales han traicionado una y otra vez.

 

La visita de Meade solo cumple con un mero formalismo. Pero mientras no se ponga orden en el juego sucesorio veremos a un Estefan que ya se siente con el derecho juvenil a erguirse como ‘cuate de Pepe Toño’; un Juan Carlos Lastiri que está en calidad de caballo desbocado, realmente desbordado, repartiendo posiciones por todo el estado.

 

La selección del candidato priista será una prueba para la madurez y sensatez de Meade, porque un paso en falso y desaparecerá todo el piso y la base tricolor el estado de Puebla.

 

El príncipe de la tecnocracia mexicana sabe que su amigo Rafael Moreno Valle puede abonarle más que todos esos priistas que verá el sábado.

 

Martha Vélez Xaxalpa frente a los taxis piratas de Tehuacán

 

Hace un año circulaban unos diez vehículos viejos y destartalados; unos autos Tsuru que se pintaron de azul y blanco, colores que utilizan los taxis tradicionales de Tehuacán.

 

Pero en tan solo un año aquella pequeña flotilla de diez taxis piratas se convirtió en una epidemia de más de 200 vehículos que ofrecen servicio público sin placas, sin engomados, sin verificación. Absolutamente sin control alguno.

 

La delincuencia ha construido un nicho frente a este vacío de la autoridad.

 

Este es un breve ejemplo. Hace unos meses se dio uno de los episodios de mayor violencia social en la historia reciente de Tehuacán.

 

Los Acevedo son un grupo delictivo de alta peligrosidad. Se trata de cinco hermanos que durante años asolaron la zona de San Pedro Acoquiaco, pero en meses recientes usaron un taxi pirata para delinquir. Hasta que llegó un día en que les pusieron un alto. Y no fue la policía municipal, ni tampoco la ministerial, mucho menos la estatal, sino fue un tumulto popular el que les hizo frente.

 

Vecinos de la junta auxiliar de San Pedro Acoquiaco sitiaron la casa de los Acevedo. El movimiento popular pretendía sacar a los hampones de su domicilio y lincharlos; medio centenar de vecinos llevaban machetes y cuchillos para ese fin. Los Acevedo se guarecieron en su domicilio.

 

La turba comenzó sus ataques con bombas molotov alrededor de las 7 de la tarde de un sábado y las fuerzas policiacas entraron en acción hasta las 8 horas del día siguiente. Es decir la muchedumbre enardecida se mantuvo durante trece horas. Al final fueron remitidos y procesados.

 

Pero así como los Acevedo, hay muchas otras bandas delictivas que usan taxis piratas y que circulan por toda la región de Tehuacán.

 

Sin embargo en las últimas semanas algo ha cambiado. Aquellos viejos Tsuru siguen circulando, pero ahora se han añadido vehículos nuevos Versa, Sentra, Jetta modelos 2017 y 2018, que circulan pintados como taxis pero con matrículas de Veracruz, Estado de México, Tlaxcala, Morelos o algunos de plano sin placas.

 

Y la gran pregunta es: ¿Con quién se están mochando las organizaciones que manejan los taxis piratas? ¿La Secretaria de Infraestructura, Movilidad y Transporte sabrá quién le brinda una impunidad sin límites a cerca de 200 unidades ilegales?

 

¿Martha Vélez Xaxalpa sabrá algo al respecto?

 

Ya lo veremos.

 

Como siempre quedo a sus órdenes en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., sin mx. 

 

 

comments powered by Disqus