Miercoles, 22 de Noviembre del 2017
Martes, 31 Enero 2017 02:06

Más buenas que malas

Más buenas que malas Escrito Por :   Irma Sánchez

Mientras el señor Trump decide “su juego del día”, resulta que ahora le tenemos que agradecer el hecho de que ha logrado unificar a muchas naciones.


Pero lo más trascendente de esto es que ha logrado unificar hacia su interior a muchos países como el nuestro, que históricamente ha luchado desde diversos frentes entre poderosos, políticos, los de abajo, las iglesias, los partidos políticos y no podemos ponernos de acuerdo.

 

Hoy afectados directos e indirectos ya permanecemos a lo largo del día atentos para conocer el último Twitter del presidente Trump, no sólo para burlarnos de sus decisiones a través de ingeniosos memes que invaden las redes sociales, sino también en busca de sumar fuerzas.

 

Los jitomates y los aguacates

 

Y mientras en su obsesión contra México, el señor Trump decide rechazar los cargamentos primero de aguacates y luego de jitomates, los productores no han tenido otra alternativa más que rematar sus cuidadas cosechas de invernadero en el mercado interno.

 

El hecho ha permitido a los consumidores mexicanos comprar el kilo de jitomates, grandes, bien rojos, duros, limpios, impecables hasta en 75 centavos en Jalisco. Aquí en Puebla, a siete pesos el más barato, mientras en diciembre se llegó a cotizar hasta a 36 pesos y de inferior calidad.

 

El mercado lo tenemos, y el fenómeno obligará a los productores a esmerar la calidad para ofrecer lo mismo al mercado internacional que al doméstico un buen producto, después de que tradicionalmente se deja para consumo nacional lo peorcito, de diferentes tamaños, con manchas, con formas irregulares duros por un lado, pudriéndose por otro.

 

El caso Starbucks

 

Si bien Ford fue la primera empresa en “obedecer” al presidente norteamericano para cancelar sus planes sobre México, hay empresas como Starbucks que sin ningún problema (hasta hoy) decide contratar a 10 mil personas migrantes para el servicio en sus famosas y concurridas cafeterías que operan en varios países, comenzando por los Estados Unidos, en las que se sirve café cosechado de las fincas mexicanas de Chiapas.

 

La marca además hay que resaltar que da empleo a siete mil personas que laboran en sus 560 cafeterías.

 

La ley de la reciprocidad

 

Y ahora en reciprocidad a las medidas de rechazo de los productos mexicanos, el gobierno mexicano tomó la decisión de recurrir de dar entrada a Brasil y Argentina para adquirir lo que tradicionalmente México compra a Estados Unidos: carne, maíz, trigo, manzanas y cebada. 

 

 

Y en una decidida actitud de cerrar filas, se impulsa la plataforma e-commerce en línea “talento mexicano” para poner en escaparate virtual todo lo que se produce en México y listo para comercializar, porque suele suceder que desconocemos lo que producimos en todas las latitudes del solar mexicano, lo cual hoy es imperativo comprar para fortalecer a los micros y pequeños negocios, consolidar el autoempleo y el empleo entre los mexicanos.

 

Loading...
comments powered by Disqus
Loading...