Miercoles, 22 de Noviembre del 2017
Martes, 14 Noviembre 2017 03:17

Las voces coinciden

Las voces coinciden Escrito Por :   Irma Sánchez

Con quien usted platique le va a asegurar con un dejo de preocupación que las cosas, ¡no van bien!


Sea industrial, comerciante, empleado, ambulante y ya qué le digo de las amas de casa que tienen que hacer verdaderos milagros para sacar el día a día.

 

Y es que “todos” se quejan de que los precios se han disparado y por consiguiente el gasto ya no alcanza.

 

Con lo mismo se compra cada vez menos pese a las alegres declaraciones de los funcionarios, y espérese usted a escuchar una bola de comentarios en torno al tema en las campañas políticas que tendremos el año que entra.

 

Qué bueno que una corriente está trabajando por una revisión de salarios, aunque también representa un riesgo inflacionario.

 

Entre los precios de la gasolina y el gas que hoy mueven el mercado se viven verdaderos dramas entre las familias de menores recursos. Algunas están rescatando el anafre para cocinar mientras juntan los 370 pesos que este mes cuesta el tanque de 20 kilos de gas.

 

Y para movilizarse en largas distancias se prestan una bicicleta que salga menos cara que las que se alquilan por parte del Ayuntamiento.

 

Según datos del Tecnológico de Monterrey, la entidad poblana es de las que menos peor le va en los análisis.

 

Acorde a esto, la primera parte del año registra un crecimiento de 15.2 por ciento hasta el mes de julio, gracias al dinamismo con el que se desenvuelven los sectores  de manufacturas, alimentos y de generación y distribución de energía, en contraste con el de la construcción que pese a todo el volumen que vemos de obra, registra una contracción del 12.3 por ciento con relación al ritmo que traía el año anterior.

 

Estos datos son al corte del séptimo mes y desde luego que varían al noveno mes tras el terremoto del 19 de septiembre, que si bien vino a mover a la industria de la construcción también reactivó el encarecimiento, con lo que se cayeron las ventas del mercado medio hacia abajo.

 

Es decir, con todo este fenómeno económico en el país hay un brutal recrudecimiento de la pobreza frente al ensanchamiento de fortunas de unos cuantos que avanzan y crecen junto con sus capitales que además les dan el poder para influir en las decisiones de la nación.

 

¿Qué esperamos en México?

 

Y sobre este saldo pesa el retorno de paisanos que se fueron a buscar un mejor futuro que para muchos está cada vez más lejos e improbable por la forma de ser de quien gobierna los Estados Unidos.

 

El grito es ¡a despertar y alzar la cabeza! antes de que el país repita la historia que comenzó en Puebla el 18 de noviembre de 1910.

 

 

Loading...
comments powered by Disqus
Loading...