Sábado, 21 de Octubre del 2017
Viernes, 28 Julio 2017 02:29

Dudas que matan en torno al crédito

Dudas que matan en torno al crédito Escrito Por :   Arturo Rueda

¿El alcalde se aventó el torito de la petición sin informar adecuadamente al gobernador y al resto de los morenovallistas? ¿Los convenció primero y luego se le echaron para atrás? ¿La larga agonía de su petición al Congreso fue una celada política? ¿Sufrió Banck traiciones?


De confirmarse la versión de cómo se derrumbó la solicitud del crédito por 800 millones de pesos narrada por Rodolfo Ruiz ayer en La Corte de Los Milagros, quien atribuye al gobernador Gali Fayad la decisión final de congelar el aval del Congreso local para sustituirlo por una deuda pagadera en lo que le resta a la administración municipal y por un monto más asequible, asistiríamos a la primera gran ruptura del consenso en el grupo morenovallista.

 

Según Ruiz Rodríguez, “la decisión de echar abajo la solicitud del ayuntamiento de Puebla al Congreso del estado para que le autorizara contratar un financiamiento hasta por 800 millones de pesos a pagar en siete años se tomó anoche en Casa Puebla, en presencia del alcalde Luis Banck Serrato y el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política de la LIX Legislatura, Jorge Aguilar Chedraui, entre otros influyentes personajes.

 

“El gobernador José Antonio Gali Fayad recordó que como candidato a la presidencia municipal de Puebla en 2013 prometió no endeudar al ayuntamiento, ni recurrir a Proyectos de Prestación de Servicios (PPS) ni a esquemas de Asociación Pública-Privada (APP).

 

“En la reunión se convino que el ayuntamiento podría solicitar financiamiento hasta por 350 millones pesos para destinarlo a la compra de patrullas, cámaras de video-vigilancia, equipo de seguridad y la contratación de nuevos policías, pero con la condición de que estos recursos se pagaran al 100 por ciento antes que la actual gestión municipal concluyera sus funciones.

 

“Durante el encuentro que se prolongó hasta las dos de la madrugada, el gobernador José Antonio Gali ofreció transferir al ayuntamiento capitalino más de 80 millones de pesos, resultado de una serie de ahorros y economías, para obras de pavimentación y relaminación en vialidades estratégicas de colonias populares en la ciudad de Puebla”. Hasta ahí la larga pero necesaria cita.

 

Parcialmente, el propio alcalde Banck confirmó esta versión al aceptar que el gobernador Gali les ofreció una bolsa de 80 a 100 millones de pesos para apoyar sus proyectos de seguridad pública e infraestructura. Ayer declaró “efectivamente tuve una conversación con el gobernador Tony Gali donde nos ofreció todo el apoyo para respaldar el programa de seguridad (…) el gobernador Gali nos ofreció enviar recursos entre 80 y 100 millones para apoyar el proyecto”.

 

¿Qué ocurrió entonces entre el sábado 15 de agosto, cuando Banck dio a conocer la petición del crédito a los regidores, y la noche del martes 25 fecha en que supuestamente ocurrió la reunión en Casa Puebla donde se tomó la decisión de echar abajo el endeudamiento y su autorización en el Congreso?

 

¿El alcalde se aventó el torito de la petición sin informar adecuadamente al gobernador y al resto de los morenovallistas?

 

¿Los convenció primero y luego se le echaron para atrás?

 

¿La larga agonía de su petición al Congreso fue una celada política?

 

¿Sufrió Banck traiciones?

 

¿Por qué antes de la noche del martes 25 ya había un acuerdo para autorizar en el Congreso un techo de 560 millones y luego se cayó?

 

¿Cuál fue la postura del Jefe Máximo?

 

¿Pesó mucho la evaluación de los riesgos electorales y jurídicos que se avecinaban tras el anuncio de la impugnación del PRI?

 

¿Se equivocaron en calcular los costos?

 

¿Si todo fue una celada, cuáles serán las consecuencias al interior del morenovallismo?

 

Dudas que matan.

Loading...
comments powered by Disqus
Loading...