Viernes, 20 de Octubre del 2017
Lunes, 04 Septiembre 2017 17:17

Frente PAN-PRD-MC, cataclismo político para el PRI

Frente PAN-PRD-MC, cataclismo político para el PRI Escrito Por :   Arturo Rueda

Para el ex gobernador, más allá de poderse convertir en candidatura presidencial, el Frente PAN-PRD-MC vuelve a fortalecer a su equipo político en Puebla pues se avecina una versión 3.0 de la megacoalición que nació por primera vez en 2010 y es garantía de rendimiento electoral como ya se demostró en 2013 y 2016. Una vez más, el PRI está contra la pared


La conformación del Frente PAN-PRD-MC, por inesperado, hace parecer efímero el sueño de Peña Nieto de diseñar un modelo electoral en 2018 semejante al del Estado de México que pudiera hacer competitivo al PRI y retener la Presidencia de la República en 2018. La primera versión de esta proto-coalición electoral será registrada hoy en el INE, y una de sus consecuencias será que da igual a quién destape el mexiquense como candidato tricolor: Meade, Narro, Nuño u Osorio Chong partirán en un lejano, lejanísimo tercer lugar, con poco tiempo para remontar.

 

Una vez más, Moreno Valle ha dado lección de operación política de altos vuelos. Quedó bien con la Presidencia al enviar a la piedra de los sacrificios a Javier Lozano Alarcón como parte del bloque de cinco traidores dispuestos a votar el aval del #FiscalCarnal en el Senado, pero con la otra mano formó parte de la negociación activa con PRD y MC para conformar el Frente Ciudadano que registrarán hoy Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Dante Delgado en el órgano electoral.

 

Moreno Valle ya quedó bien con Los Pinos, más allá de que se concrete el paso de Raúl Cervantes de Procurador a Fiscal. El regreso de Lozano Alarcón al Senado, por casi todos, fue interpretado como una destitución para sacarlo de la jefatura de Oficina del gobernador Gali. Pero Moreno Valle en realidad traía entre manos otra movida: quemar al ya de por sí cartucho quemado de Javier Lozano, quien ya se encuentra expulsado de la bancada panista en la Cámara Alta y puede terminar hasta desterrado del albiazul por alinearse al PRI.

 

Para el ex gobernador, más allá de poderse convertir en candidatura presidencial, el Frente PAN-PRD-MC vuelve a fortalecer a su equipo político en Puebla pues se avecina una versión 3.0 de la megacoalición que nació por primera vez en 2010 y es garantía de rendimiento electoral como ya se demostró en 2013 y 2016. Una vez más, el PRI está contra la pared.

 

En el esquema de coaliciones solamente quedaría suelto el PANAL, que de acuerdo con la directriz nacional, incluso puede ir en solitario para evitar una lectura errónea como la ocurrida en 2016 y que se convirtió en la primera señal de la derrota anticipada de Blanca Alcalá.

 

Pero el problema no es Puebla: el Frente PAN-PRD-MC rompe el modelo electoral que deseaban y operaban desde Bucareli. Esas negociaciones subterráneas detonaron entonces el golpeteo mediático contra Ricardo Anaya acusándolo del enriquecimiento de su familia política, así como probablemente la sorpresiva detención de Othón Muñoz ‘El Cachetes’ que ya cobró dos carreras políticas, la de Sergio Moreno Valle por ser el notario de sus gasolineras, y la de Javier Lozano Alarcón que recibió una camioneta de más de un millón de pesos como donación a su campaña al Senado.

 

En el PRI alguien perdió el control de la estrategia para frenar el Frente Amplio Opositor y la principal sospecha recae en Miguel Ángel Osorio Chong quien luego de ver cómo la apertura de los candados se resolvió a favor de los tecnócratas, relajó su trabajo en Bucareli a modo de señal de despecho. Algo semejante a lo que ocurrió en 1988 con Bartlett que luego de perder la sucesión, dejó pasar la conformación del Frente Amplio Democrático que postuló a Cuauhtémoc Cárdenas.

 

El destape anticipado de Meade o de Nuño le jugó una mala pasada a Peña Nieto quien dejó de prestarle atención a los méritos de Osorio. Ahora ya da igual a quién postulen, si a Meade o Nuño,  a Osorio o a Narro. Con el Frente Amplio PAN-PRD-MC cualquiera de ellos arrancará en un lejano tercer lugar, casi sin posibilidades de competir realmente.

 

Un cataclismo político le ocurrió ayer al PRI y no se sabe si están enterados. Ahora, el multitalentos de Meade deberá resolver lo que Osorio Chong dejó desatado. Eso o en 2018 acudirá a una candidatura testimonial.

 

 

En Puebla, aquellos que estaban anotadísimos para competir, quizá tendrán que dar un paso atrás.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Loading...
comments powered by Disqus
Loading...