Viernes, 15 de Diciembre del 2017

Exigen en Coronango reubicar tres escuelas tras fuga de combustible

Exigen en Coronango reubicar tres escuelas tras fuga de combustible
Jueves, 07 Diciembre 2017 01:28
Carlos Rodríguez / Coronango

Luego que 800 estudiantes fueran reubicados por un ducto dañado por huachicoleros. Algunos pequeños de la primaria José María Morelos percibieron un fuerte olor a gasolina, por lo que los profesores procedieron a evacuarlos ante el temor de una explosión



Habitantes de la junta auxiliar San Antonio Mihuacán en el municipio de Coronango exigieron la reubicación de tres planteles que se sitúan al margen de los ductos de Pemex debido a que representan un riesgo para más de 800 estudiantes. Lo anterior, luego que la mañana del miércoles se reportara una fuga de combustible, lo que derivó en la evacuación de más de 800 alumnos.


De acuerdo con el reporte oficial emitido por Protección Civil Estatal, fueron dos tomas clandestinas las que provocaron la fuga de Diésel en los predios ubicados entre el Camino viejo y la calle Belisario Domínguez a unos metros del Bachiller Digital Número 21, la escuela primaria José María Morelos y la secundaria Álvaro Gálvez.


El lugar fue acordonado por elementos de la policía federal, policía municipal y Protección Civil estatal y municipal.


A decir de algunos pequeños de la primaria José María Morelos, después de iniciar sus clases percibieron un fuerte olor a combustible, por lo que los profesores procedieron a evacuarlos ante el temor de que se suscitara una explosión.


Al lugar llegaron algunos padres de familia que fueron alertados por conocidos y no dudaron en ir a recoger a sus pequeños.


Huachicoleros se descaran en Coronango


A decir de algunos padres de familia que fueron sondeados la mañana de este miércoles, los huachicoleros se han descarado y ‘ordeñan’ los ductos incluso a plena luz del día en la junta auxiliar de San Antonio Mihuacán que colinda con la Autopista México-Puebla.


Acusaron que la presidenta municipal Hermelinda Macoto Chapuli y los policías municipales tienen conocimiento de la actividad de los ‘chupaductos’, pero no han querido hacer algo, a pesar de que se ponen en riesgo a cientos de pequeños.


"Los huachicoleros ya no esperan a que llegue la noche para hacer de las suyas, ahora ya lo hacen cínicamente de día. Casualmente las patrullas nunca pasan por acá, y aunque ya hemos hecho la queja en la presidencia auxiliar no nos han hecho caso. Lo que quiere la presidenta Hermelinda es que pase una desgracia", reprochó una de las sondeadas.


En este sentido, pidieron la reubicación de los planteles o la militarización de los ductos para garantizar que no suceda una desgracia que acabe con la vida de los pequeños.


Hay que recordar que hace medio año la presidenta auxiliar Mercedes Tepox ventiló que a diario los lugareños se percataban de que los huachicoleros ‘ordeñaban’ los ductos y llenaban hasta una docena de pipas.