Thursday, 23 de March de 2017

Viernes, 17 Febrero 2017 04:12

Macoto sigue incumpliendo con servicios en Misiones de San Francisco

Es uno de los conjuntos habitacionales más grandes de la zona, con 15 mil viviendas. En tres años la alcaldesa de Coronango sólo ha limpiado el acceso principal y compuesto algunos baches en las calles del fraccionamiento, mientras que la unidad habitacional continúa sin servicios básicos.

  • Luisa Tirzo / Coronango


Sólo el bacheo y la limpieza de la entrada principal de uno de los fraccionamientos más grandes de la zona, Misiones de San Francisco son las acciones de gobierno que ha realizado en los tres años, la alcaldesa, Hermelinda Macoto Chapuli, denunciaron vecinos de este fraccionamiento.


Los inconformes explicaron que la alcaldesa priista, en campaña les prometió obras y una vez al frente del municipio les pretexta que es un complejo habitacional que no está municipalizado, por eso no puede invertir recursos ni brindarles apoyos.


Misiones de San Francisco es uno de los conjuntos habitacionales más grandes de la zona, al albergar 15 mil viviendas y tener una población de cuando menos 45 mil habitantes; sin embargo, la falta de servicios básicos es una de las constantes de esta colonia.


Los vecinos de Los Cafetales y de la sección 9 afirmaron que al menos la mitad de los habitantes pagan impuestos municipales, por lo que exigen que se cubran las necesidades básicas, como la seguridad pública, alumbrado y la recolección de basura.


Guadalupe Sánchez, una de las vecinas inconformes explicó que el fraccionamiento fue construido por Casas Geo, sobre tierras de uso industrial y no habitacional.


Reprochó que la alcaldesa sólo ha hecho un par de apariciones en este fraccionamiento, desde campaña y no atiende sus peticiones, “siempre dice que el problema es la municipalización, pero porque si no lo estamos, si reciben el pago del predial y el de la recolección”.


Gerardo Huerta, otro de los inconformes dijo que la inseguridad es tal, que incluso hay zonas como el mercado local, en donde los propios comerciantes montan guardias para vigilar, ya que constantemente se suscitan robos.


Agregó que otro problema que enfrenta este fraccionamiento es que está en la zona limítrofe, entre Coronango y Cuautlancingo, cuyos Ayuntamientos sólo se pelean por recaudar impuestos y en cuanto a los servicios, ‘se hacen de la vista gorda’.