Sunday, 25 de June de 2017

Viernes, 17 Febrero 2017 11:30

Mientras el edil de Hueytamalco rendía su informe, se registraban tres asaltos

Los delincuentes aprovecharon que el edil concentró a la policía para que lo cuidara

  • Alberto Rojas / Hueytamalco


Mientras el presidente municipal panista Rubén Martínez Castillo, rendía su tercer informe de gobierno entre manifestaciones de los asistentes exigiendo seguridad, se perpetraron tres robos que no fueron atendidos por la policía, ya que el edil concentro a toda la fuerza pública y además solicito el apoyo de la policía estatal para resguardarlo a él y a sus invitados durante el informe de gobierno.


Con mantas y pancartas un grupo de ciudadanos interrumpieron el informe de gobierno y solicitaron el uso del micrófono para leer un comunicado en donde exhibían al edil sobre la nula acción de su gobierno en materia de seguridad.


Mientras esto sucedía un grupo de delincuentes con armas de fuego a bordo de un auto compacto rojo perpetro tres asaltos, el primero a la empresa “Fertimax” ubicada en la comunidad del Eden, el segundo a una tienda Conasupo en la comunidad de Puente de Palo y el tercero a una gasolinera ubicada en la comunidad de Sanzontla propiedad del ex edil panista Joaquín de la Rosa.


A pesar de que los afectados reportaron estos asaltos, la policía municipal no acudió al llamado de auxilio de los afectados, ya que por órdenes del presidente municipal todos los policías fueron concentrados en el auditorio municipal donde Rubén Martínez rendía su informe de labores.


Los tres establecimientos asaltados se ubican sobre la carretera Hueytamalco-Ayotoxco y a decir de los afectados, los delincuentes podrían haber verificado que todos los policías estaban cuidando al edil para que ellos tranquilamente llevaran a cabo estos robos.


Cuando los ciudadanos inconformes se manifestaron durante el informe de gobierno para exigir seguridad y combate a la delincuencia, el presidente municipal para no hacerles frente opto por salir huyendo del auditorio junto con los regidores, funcionarios e invitados especiales, por lo que elementos de la policía municipal y estatal hicieron una valla de seguridad para protegerlos y sacarlos del auditorio y los trasladaron a sus autos resguardados por los efectivos policiacos y patrullas que no permitieron que nadie se acercaran a ellos.