Sábado, 21 de Octubre del 2017

Acusan a Gerente del Koko’s Bar de Analco por seducir, acosar y drogar a jovencitas

Acusan a Gerente del Koko’s Bar de Analco por seducir, acosar y drogar a jovencitas
Viernes, 19 Mayo 2017 13:09
Staff

El gerente le arrebato el celular y le dijo que ni lo intentara porque tenía muchas influencias y el lugar pertenece al corporativo Tigre, que mejor se largara y se llevara a la muchachas, relató la denunciante.



Personal del antro “Koko’s Bar” fue acusado por vender alcohol y drogas a menores de edad, además de colocar sustancias en las bebidas de las mujeres con la intención de abusar sexualmente de ellas.


Según relató una joven a PÁGINA NEGRA, la semana pasada ella y un grupo de amigas fueron víctimas de acoso por parte del personal y del gerente del antro, que se presenta como Chavita Díaz.


Las jóvenes llegaron al bar, localizado en la calle 14 Sur 107 del barrio de Analco y al poco tiempo se les acercó Díaz para ofrecerles una ronda de cervezas de cortesía.


El grupo de amigas aceptaron, pero al poco tiempo comenzaron a sentirse mareadas.


Ya la cerveza estaba combinada con algo que le pusieron los meseros”, relató la joven.


Al darse cuenta que una de las amigas ya estaba mal, el gerente se acercó a la mesa y le dijo: “Si quieren pasársela mejor tengo algo en mi privado que les puede gustar”.


Las jóvenes preguntaron a qué se refería con su propuesta y el gerente les dijo que “estaban muy guapas”, que podía regalarles “un toque o un poco de coca” y que “solo era cuestión de que lo acompañaran a su oficina y él se encargaba de lo demás; podrían seguir la fiesta y le hablaría a unos amigos”. “Si se portan bien, hasta una lanita les puede caer”, insistió el gerente.


Los meseros siguieron enviando bebidas de cortesía y las jóvenes comenzaron a sentirse acosadas; por lo que una de ellas decidió llamarle a sus padres para que fueran por ellas.


Cuando los papás de la joven llegaron al lugar, tanto el personal de seguridad como los meseros agredieron al padre de familia, arrebatándole el celular cuando llamaba a la Policía Municipal.


El gerente le arrebato el celular y le dijo que ni lo intentara porque tenía muchas influencias y el lugar pertenece al corporativo Tigre, que mejor se largara y se llevara a la muchachas, relató la denunciante.


En el lugar se quedó una bolsa de las jóvenes que contiene sus credenciales de elector, por lo que temen que utilicen su información personal o sufran algún tipo de represalias.


Según denunció la joven, dentro del sitio es evidente la venta de drogas como marihuana y cocaína, misma que es distribuida por los meseros a menores de edad y alumnos de universidades que se encuentran en la zona.


 


Fuente: Página Negra.

Loading...
Loading...