Lunes, 24 de Julio del 2017

Enganchan a poblanas vía Facebook para prostituirlas

Enganchan a poblanas vía Facebook para prostituirlas
Domingo, 16 Julio 2017 22:35
Eduardo Sánchez Montero / @EduardoSMontero

A través de la red social de Facebook, la usuaria Stefan Zimmermann recluta a jovencitas de Puebla para ejercer la prostitución bajo la promesa de ganar hasta mil pesos en tan sólo 20 minutos trabajando como scorts, o 400 pesos por hora laborando como acompañantes y ‘sin mantener relaciones’ con los clientes. 



Se hace llamar Stefan Zimmermann en Facebook y es la encargada de reclutar vía redes sociales a jovencitas de Puebla para prostituirlas bajo la promesa de ganar mil pesos en tan sólo 20 minutos como scort.


El método es enganchar principalmente a adolescentes y a universitarias para poder persuadirlas que pueden seguir estudiando sin preocuparse por el horario o el dinero, ya que también hay opciones de ‘trabajar’ como acompañante por 400 pesos la hora, siempre y cuando se trate de una mujer ‘guapa’ y ‘decidida’.


“Trabajo decente, no prostitución”


“Hola buscas trabajo con buena paga, Busco chicas atractivas decididas para trabajo de acompañantes que busquen empleo para apoyarse en la Universidad o en algún otro actividad, tu escojes los días, y horarios en los que puedas trabajar, no tienes que cubrir turnos o dias específicos tu trabajas cuando puedas, ya que trabajamos las citas bajo reservación tipo sugar buen sueldo $6000 a la semana, todo es con discreción”, (sic), es el mensaje con el que Stefan Zimmermann busca captar a las jovencitas a través de mensajes privados.


Después, les pide su número telefónico para solicitarles fotografías de cuerpo completo. En caso de no contar con algunas que favorezcan a quien quiera entrarle al negocio, les ofrece una sesión para contar con un álbum completo de imágenes, mismas que son utilizadas para el catálogo de ‘chicas’ que con ofrecidas con los clientes.


CAMBIO contactó a Zimmermann  para conocer mayores detalles de la forma en la que recluta a las jovencitas y las promesas que les hace.


En la explicación que dio, el empleo consiste en ‘acompañar a hombres’, entre empresarios, políticos, y ejecutivos, principalmente mayores de 40 años de edad –que son quienes más servicios solicitan.


El papel de la acompañante es fungir como novia o amiga dependiendo de lo que el cliente quiera presumir como trofeo con sus amigos.


Esta función de acompañante, destacó la reclutadora, no es trabajo de prostitución “es un trabajo digno en el que las jóvenes pueden pagar sus estudios sin la necesidad de verse forzadas a un trabajo que les exija un horario fijo”.


Mil pesos en 20 minutos


Para poder ingresar a este ‘club’ de prostitución, supuestamente les dan a escoger a las interesadas laborar como scort o acompañante de clientes de ‘alto estatus social’.


En el caso de scort sí reconoció, en el sondeo que realizó esta casa editorial, que implica tener relaciones sexuales con clientes en distintos moteles, donde las prácticas varían dependiendo de lo que solicite el cliente.


A diferencia de trabajar como acompañante, en este empleo los hombres que suelen frecuentar esta modalidad pueden ser cualquiera que tenga el dinero para cubrir la cuota.


Este trabajo ofrece una paga de mil pesos por servicio que serán pagados por la representante, no incluyendo la propina que podría (o no), dejar el cliente al momento del servicio.


CAMBIO ha entrevistado a varias chicas que han sido invitadas por Stefan Zimmermann para dedicarse a esta labor aprovechándose de su necesidad, coincidiendo todas ellas en que la recluta les ofrece poder salir en cualquier momento sin necesidad de verse forzadas a nada.


Selectivo de chicas


Las afectadas relataron que Stefan Zimmermann les solicita fotos para evaluar su físico y saber si son aptas para el trabajo, además les exige una clave de comportamiento para tratar a los empresarios, que mayormente suelen ser clientes de estos servicios.


Detallaron que la reclutadora selecciona a las chicas a las que les enviará la propuesta de trabajo basándose en sus fotos en redes sociales, además les exige no tener novio ni pareja sentimental que pueda interferir con su desempeño en el trabajo.