Sunday, 25 de June de 2017

Viernes, 21 Abril 2017 02:32

Sigue queja de naranjitas contra su líder sindical

El pasado 3 de abril trabajadoras del Organismo de Limpia se manifestaron contra el secretario de su sindicato, Salvador Pérez, por desviar 2 millones de su fondo de ahorro; ahora acusan maltratos y descuentos injustificados.

  • David Meléndez / @dav_ms6


Por segunda ocasión en menos de un mes, los trabajadores del Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL) se manifestaron en contra del secretario del Sindicato Ignacio Zaragoza, Salvador Pérez, a quien acusan de promover descuentos injustificados de hasta 800 pesos a la quincena sin ninguna justificación además de agredirlas verbalmente.


Apenas el pasado 3 de abril, el grupo de trabajadoras de barrido manual denunció que su dirigente había desviado 3 millones de pesos del Fondo de Ahorro de los Trabajadores.


En la queja de ayer, las empleadas del OOSL acusaron malos tratos además de descuentos sin ninguna explicación de por medio.


Aproximadamente un grupo de 50 trabajadoras detuvieron labores por un par de horas en las instalaciones para desconocer la autoridad de Pérez Xilotl quien, según un acuerdo hecho el pasado 3 de abril, ya no debería seguir trabajando en la institución.


“Gracias a toda la base él está en ese lugar, pero ahora nosotros ya no queremos que él este, queremos que el renuncie por las buenas”, dijo una de las manifestantes.


Asimismo aseguraron que el descuento que se realizó en esta quincena en sus pagos es una represalia del funcionario por haber pedido su despido días atrás.


La rebaja en los salarios de las trabajadoras fue desde 200 hasta mil 300 pesos argumentando a que se debía por faltar al trabajo o como descuento por un préstamo, según las quejas.


Varias trabajadoras declararon que se les ha amenazado a todos con perder su empleo en caso de que se manifestaran sin importar que algunas llevaran más de 20 años laborando el organismo.


“Él lo que quiere es que nosotros vayamos, pero no vamos a ir hay quienes tenemos trabajando acá entre 20 y 25 años”, mencionó una de las manifestantes.


Además, reclamaron la falta de materiales y uniformes para poder realizar sus labores y aceptaron que las condiciones en las que se encuentran sus utensilios son pésimas y es difícil trabajar de esa manera.


Sin afectaciones en servicio de limpia


Más tarde, en un comunicado el Ayuntamiento de Puebla declaró que los problemas internos del sindicato al que pertenecen las “naranjitas” no afectan el servicio que le otorgan a la ciudad y que en ningún momento ha habido paro de actividades por parte de los trabajadores.


Del mismo modo aseguraron que estarán al pendiente de la situación de los trabajadores a través del OOSL pero sin interferir en la autonomía del sindicato.