Domingo, 17 de Diciembre del 2017

Nueva modalidad del huachicol, ahora reclutan a huachicoleritas

Nueva modalidad del huachicol, ahora reclutan a huachicoleritas
Viernes, 19 Mayo 2017 01:34
Staff / Diario CAMBIO

Las personas en su mayoría son reclutadas en el municipio de Quecholac. Según algunos padres de familia de la zona, los grupos quieren ocupar a sus hijas como espías y entrenarlas para manejar las camionetas de traslado de los bidones.



Las bandas de ladrones de gasolina en municipios del Triángulo Rojo, principalmente en Quecholac, comenzaron a reclutar mujeres adolescentes para trabajar como halcones y ‘huachicoleritas’. Según algunos padres de familia de la zona, los grupos quieren ocupar a sus hijas como espías y entrenarlas para manejar las camionetas de traslado de los bidones.


En algunos casos en los que menores se niegan, han sido secuestrados por los grupos, como uno que fue rescatado el miércoles pasado en la comunidad de San José Cuyachapa, perteneciente al municipio de Esperanza donde llevaba dos días, y según su versión, lo querían obligar a participar en una banda de ladrones de combustible.


En el lugar fue detenido un hombre de 26 años de edad y otra mujer de 18 años, quienes fueron puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado. 


Tras enfrentamientos, reclutan a más niños


Tras los enfrentamientos del pasado tres de mayo entre policías militares y huachicoleros en Palmarito Tochapan, cuyo saldo fue de diez muertos, los grupos criminales aceleraron el proceso de reclusión de menores de edad, tanto de hombres como mujeres con sueldos mensuales de 10 a 12 mil pesos.


Uno de los padres de familia contó que la mayoría de los adolescentes de Quecholac dejaron las escuelas para dedicarse a este negocio por voluntad propia, pero en otros casos, hay familias en las que sus hijos son obligados a participar.


Ser halconcito o huachicolerito


Un adolescente que participa en una de las bandas, identificado como Herminio, contó a este medio que los menores son golpeados por los integrantes cuando ‘se les va’ no reportar los tipos de movimientos que se dan en las comunidades o en inmediaciones de los ductos, principalmente por la presencia de uniformados o de ‘gente extraña’.


“Hay dos turnos de 12 horas. Si te descuidas y alguna autoridad se te pasa, somos golpeados. Los sueldos pueden ser desde 300 hasta mil pesos diarios, dependiendo de la habilidad y de la gente que llega a cargar a las tomas”.


En el caso de los conocidos ‘huachicoleritos’, son utilizados para trasladar de un lugar a otro las camionetas cargadas de bidones de gasolina. Principalmente son adolescentes de entre 15 y 17 años de edad que por lo regular, viajan solos.


La idea, según las fuentes, es que ante la máxima vigilancia que hay en la zona, sean más mujeres menores de edad las que empiecen a participar.