Viernes, 15 de Diciembre del 2017

Muere Rosendo Huesca, el arzobispo que protegió al cura pederasta

Muere Rosendo Huesca, el arzobispo que protegió al cura pederasta
Lunes, 27 Noviembre 2017 02:24
Berenice Martínez / @bereymar

A los 85 años falleció la madrugada del sábado a las 3 de la mañana. Huesca y Pacheco era originario de Huajuapan de León, Oaxaca. Al iniciar su arzobispado se convirtió en el primer anfitrión del papa Juan Pablo II en 1979



El VII arzobispo de Puebla, Rosendo Huesca Pacheco falleció este sábado a los 85 años de edad dejando un legado polémico por su protección y encubrimiento a los abusos sexuales que cometió el sacerdote Nicolás Aguilar contra niños en Tehuacán, en contubernio con Norberto Rivera Carrera arzobispo primado de México.


Este 26 de noviembre cumpliría 40 años como arzobispo, sin embargo murió a las 3:00 horas este sábado tras padecer problemas bronco-respiratorios como secuela de una visita que hizo a una cueva en la que respiró el guano (sustrato que resulta de la acumulación masiva de excrementos) de murciélagos.


Huesca y Pacheco era originario de Huajuapan de León, Oaxaca. A Puebla llegó en la década de los 50 para cursar sus estudios en el Seminario Palafoxiano y al iniciar su arzobispado se convirtió en el primer anfitrión del papa Juan Pablo II en 1979, que inició su pontificado visitando México.


Su funeral se realizó ese mismo día en la Capilla del Seminario Mayor Palafoxiano y sólo acudieron Rafael Núñez Ramírez, alcalde de San Martín Texmelucan; Juan Manuel Vega Rayet, delegado de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Sergio Vergara Berdejo, gerente del Centro Histórico, y Emilio Baños Ardavín, rector de la Upaep quienes expresaron condolencias.


Lo mismo ocurrió este domingo en la misa de cuerpo presente en la Catedral de Puebla en donde la clase política brilló por su ausencia pues se limitaron a mandar sus condolencias en redes sociales. Los restos del séptimo arzobispo serán sepultados en la cripta de los Obispos de la Catedral.


Tenía misas programadas en dos municipios


Simpatizantes entrevistados lo consideraron una figura esencial para su formación, un hombre paciente y trabajador que incluso dejó varios pendientes como oficiar misas en los municipios de Rafael Lara Grajales y Santa Rita Tlahuapan, pero también un proyecto histórico en Texmelucan donde la semana pasada se reunió con ex seminaristas.


“Dio todo lo que tenía hasta morir, aun con falto de fuerzas celebraba la misa, estaba donde tenía que estar y como dice la frase de nuestro padre rector: ¡Y qué más!  Eso es lo que motiva a los jóvenes para entrar (al seminario)”, dijo un joven seminarista.


Rosendo Huesca dejó seis hermanos con vida. Uno de ellos, Félix Huesca dijo que el séptimo arzobispo emérito proviene de una familia que le enseñó la doctrina cristiana y decidió estudiar impulsado por el párroco del pueblo donde nació, en Ejutla, Oaxaca.


A los 11 años llegó a la ciudad para estudiar en el Seminario Palafoxiano. Dirigió por 32 años la Arquidiócesis de Puebla. Vivió algunos años en Roma, Nueva York y la mayor parte de su vida en la capital del estado donde fundó el Banco de Alimentos y Cáritas.


Caso Nicolás Aguilar salpica a Huesca


Sin embargo, el episodio de Nicolás Aguilar manchó la imagen de Rosendo Huesca pues se le acusó de protegerlo a pesar de que había una investigación por abuso sexual. La denuncia fue aceptada 30 años después por la Procuraduría General de la República (PGR) hacia el cardenal Norberto Rivera Carrera.


Se abrió el expediente DF/05541/2017 en contra del máximo representante de El Vaticano en México por solapar a 15 clérigos pederastas, entre ellos a Nicolás Aguilar quien habría violado a más de 30 niños cuando estaba adscrito a la diócesis de Tehuacán en los años 80, escándalo por el que fue despojado del sacerdocio a petición precisamente de Rosendo Huesca.


Cuestionado sobre el legado del VII arzobispo de Puebla y su vínculo con Aguilar Martínez, el rector de la Upaep, Emilio Baños admitió que el caso de pederastia afecta la imagen de la Iglesia Católica, por lo que debe esclarecerse y revisarse.


“Hoy por hoy la iglesia ha sido muy tajante en ese sentido, de ser absolutamente implacables con ese tipo de delitos, no encubrir, enfrentar la justicia como debe ser”, abundó.