Jueves, 24 de Agosto del 2017

Síndico y juez de Palmar son huachicoleros, acusan habitantes

Síndico y juez de Palmar son huachicoleros, acusan habitantes
Viernes, 21 Abril 2017 01:20
Staff CAMBIO

Simón Alberto Pérez Barojas y Agapito Monterrosa son empleados de confianza del edil Pablo Morales Ugalde. Denuncian que los funcionarios municipales además están relacionados con bandas dedicadas a asaltar unidades con mercancía en la Autopista Puebla-Orizaba; y que dan aviso a los delincuentes cuando se realizan operativos.



Dos empleados de confianza del alcalde de Palmar de Bravo, Pablo Morales Ugalde fueron acusados por un grupo de habitantes de la localidad La Purísima de formar parte de una banda de huachicoleros en la zona y de nexos con delincuentes que se dedican al robo de camiones de carga.


Se trata del Juez del municipio, Simón Alberto Pérez Barojas, originario de la junta auxiliar Cuacnopalan. Según las denuncias que pobladores hicieron llegar a CAMBIO, este personaje se dedica al tráfico de gasolina robada, además de coordinar asaltos a unidades con mercancía en la Autopista Puebla-Orizaba.


Según la versión de los comuneros, el edil de Palmar tiene una relación sentimental con la hermana de Pérez Barojas y que por esta cercanía es que lo nombró como Juez.


Según las quejas, este juez no sólo está coludido con bandas criminales sino también atiende en estado de ebriedad en el Ayuntamiento.


Salpican al síndico


Otros de los servidores públicos del Ayuntamiento de Palmar es el síndico Municipal, Agapito Monterrosa, originario de la localidad Nazareno. Antes de ocupar dicho cargo, fue alcalde auxiliar de su comunidad.


La versión de los lugareños es que se reúne de manera periódica con chupaductos y con hombres dedicados a los atracos en la Autopista Puebla-Orizaba.


Los quejosos suponen que son los principales operadores de las bandas, les avisan cuando hay operativos, además de trazarles nuevas rutas para evadir los operativos, ya que algunos huachicoleros que operan en la zona provienen de otras entidades como Veracruz.


La exigencia es que ambos funcionarios sean investigados por sus presuntos nexos con bandas de huachicoleros, dado que, incluso, el alcalde es investigado por sospechas de haber brindado protección a las bandas, además de irregularidades en sus gasolineras.