Sábado, 17 de Febrero del 2018

Saúl Gutiérrez renuncia “voluntariamente” a Magistratura y al Consejo de la Judicatura

Saúl Gutiérrez renuncia “voluntariamente” a Magistratura y al Consejo de la Judicatura
Viernes, 16 Febrero 2018 03:37
Carlos Cózatl Martínez / @cr_cozatl

Los magistrados afines a Roberto Flores Toledano han presentado sus renuncias irrevocables. Tras permanecer como magistrado por más de cinco años, presentó su renuncia voluntaria con carácter irrevocable por motivos personales que le impiden continuar con el cargo desempeñado.



Con la renuncia de José Saúl Gutiérrez Villareal como magistrado del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), así como su salida del Consejo de la Judicatura, arrancó la ‘limpia’ que emprendió el actual presidente del Poder Judicial, Héctor Sánchez Sánchez ante el cúmulo de irregularidades encontradas en la gestión anterior.


Gutiérrez Villareal, designado por el Congreso en 2012, fue uno de los primeros recomendados de Rafael Moreno Valle en llegar al Tribunal Superior de Justicia. En febrero de 2017 se integró como uno de los tres miembros del Consejo de la Judicatura y se le responsabilizó de trámites administrativos parte del Nuevo Sistema de Justicia Penal para combatir la corrupción.


Al menos seis funcionarios adscritos a la presidencia del TSJ, sus órganos administrativos y el Consejo de la Judicatura han presentado sus renuncias en carácter de irrevocables, todas aludiendo a motivos personales los cuales les impiden seguir laborando dentro de la institución de impartición de justicia en el estado. 


Gutiérrez Villareal renuncia al Consejo de la Judicatura


Tras permanecer como magistrado por más de cinco años, a través de un escrito dirigido al Congreso del Estado, José Saúl Gutiérrez Villareal presentó su renuncia voluntaria con carácter de irrevocable por motivos personales que le impiden continuar con el cargo desempeñado.


Antes de ser magistrado y convertirse en el administrador de los recursos del TSJ, José Saúl Gutiérrez Villareal fue contralor interno en múltiples dependencias del Gobierno federal como el Instituto de Seguridad y Servicios  Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).


Sin contar con ningún tipo de experiencia en la procuración de justicia, en noviembre del 2012 Gutiérrez Villareal fue elegido por el Congreso del Estado como Magistrado Propietario del Tribunal Superior de Justicia del Estado, al mismo tiempo que Héctor Sánchez Sánchez era presentado como suplente.


Su periodo como magistrado se vio envuelto en al menos dos escándalos, el primero de ellos al enfrentar un juicio de alimentos en la Ciudad de México desde hace seis años, promovido por su ex pareja.


Dicha situación consta en la averiguación previa 1355/2011 del Juzgado 37 de la capital del país, donde se hace constar que el magistrado abandonó a su menor y se negó a pagar la manutención del mismo.


El segundo escándalo se suscitó tras la denuncia de las hermanas Nerea y Elizabeth Lizarralde Badiola, quienes lo acusaron de tráfico de influencias al dejar en libertad a Heinz Joachim Paul Schneider, un supuesto defraudador que llevaba una amistad con el ahora ex magistrado.


“Al momento de ser detenido manifestó que tiene estrechos lazos de amistad con el magistrado Roberto Flores Toledano y con el magistrado José Saúl Gutiérrez Villareal, pues estos personajes lo apoyarían para lograr su libertad sin importar que sea responsable de los hechos que se le imputan”, informaron las víctimas a través de un comunicado. 


Limpia contra morenovallistas


Saúl Gutiérrez no ha sido el único funcionario en presentar su renuncia desde que Roberto Flores Toledano dimitió del cargo.


Josaphat Sánchez, de Contraloría Interna; Ernesto Gabriel Genis, director de Recursos Humanos; Heriberto Gómez Rivera, del Archivo Judicial y Marco Antonio Solano, titular del Departamento de Adquisiciones, son otros que presentaron su renuncia.


Sin embargo el propio presidente Héctor Sánchez Sánchez aseguro que esta situación se trató de una “reestructuración” y no de una investigación en su contra.


Todos estos funcionarios fueron puestos por el propio Flores Toledano durante su mandato en el TSJ, afines al gobierno morenovallista.