Se rehúsa Fraile hablar de sus aspiraciones políticas

 

Su razón es que puede sancionarlo el IEE


Olivia López Pescador

 

Francisco Fraile García, diputado federal del PAN, se rehúsa hablar de sus aspiraciones a la alcaldía, y asegura que es muy respetuoso de lo que establece el artículo 200 bis del Código Electoral, ya que por el incumplimiento de éste, el Instituto Estatal Electoral (IEE) podría negarle el registro como candidato. Pese a que sus compañeros de partido, Ana Teresa Aranda y Antonio Sánchez Díaz de Rivera, han tenido acercamiento con la militancia, no quiso manifestar nada respecto a sus compañeros del PAN, ya que no se considera juez para decir algo.
Durante su tradicional conferencia de prensa, aclaró lo siguiente: “No es que no quiera contestarles a la pregunta insistente sobre el asunto de la presidencia municipal”.
Fraile García indicó que de acuerdo a lo que marca el artículo 200 bis del Código de Procesos Electorales del estado de Puebla, en su segundo párrafo, establece que ningún ciudadano podrá realizar actividades propagandísticas o publicitarias para promover su imagen personal de manera pública y con el inequívoco de establecer su postulación a un puesto de elección popular; sólo podrán realizar tales actividades aquellos ciudadanos quienes participen dentro de un proceso de selección interna de candidatos, que lleven a cabo los partidos políticos sujetándose a los plazos que marca la ley.
Explicó que la razón para no comentar al respecto es porque “toda manifestación fuera del tiempo que se ha marcado, fuera de la convocatoria del propio partido político, toda manifestación debe ser sancionada por el Instituto Estatal Electoral”.
Fraile García al no considerarse juez, sino un actor más, no puede opinar en torno a las actividades privadas que han realizado sus compañeros de partido, quienes aspiran a la alcaldía.
Por otra parte, luego de hacer oficial que la dirigencia nacional del PAN elabora una lista con los nombres de los funcionarios públicos del Gobierno de Felipe Calderón, quienes presuntamente interfieren en asuntos internos del partido y en su proceso de elección de consejeros nacionales, Francisco Fraile recordó una frase de Felipe Calderón: “Ganemos el poder, sin perder al partido”. Por ello, los panistas deben evitar la tentación de que a veces se tiene que fundir al partido con el Gobierno y viceversa.
“Yo sí creo que debe haber una separación del Gobierno con el partido y del partido con el gobierno; es una separación no de pleito; es una separación normal y natural; cada uno tiene sus funciones, uno sirve para llevar a los hombres y a las mujeres al poder, y el otro es para ejercer el poder; son dos cosas muy diferentes”.
Señaló que el partido debe seguir siendo crítico, observador, dar sus puntos de vista, no en el sentido de confrontación, sino de auxilio y en ocasiones de pararrayos, pero ambos deben respetar sus respectivos ámbitos. Como partido han sido muy respetuosos en la toma de decisiones del presidente, aunque se han hecho las observaciones pertinentes y se le ha señalado lo que a juicio del partido no está bien de acuerdo a los principios.
Dijo que en el caso de Puebla desconoce que se haya presentado alguna relación no tan sana entre una autoridad emanada de este partido y su dirigencia. Francisco Fraile explicó que la sana cercanía está bien, pero no que el partido esté sujeto o viceversa.
Al preguntarle qué opinión le merece la declaración de Federico Döring, quien dijo que Manuel Espino no tiene calidad moral y lo insta para no atacar al presidente y que mejor apoye las iniciativas del ejecutivo, sólo respondió “éste se emocionó”, ya que no debería haber comentado sobre eso.
Finalmente, aseveró que el líder nacional del PAN nunca ha atacado al presidente, ni siquiera cuando sacaron de tiempo y contexto unas declaraciones que hizo de España, cuando Felipe Calderón se encontraba en esa nación, ya que eso sucedió dos meses antes.

 


 
 
Todos los Columnistas