México necesita la integración del PPP


Señaló Voigt que es vital para el crecimiento de la economía nacional


Olivia López Pescador

 

La integración regional de México con otras naciones de América Latina no es una mera opción, sino un imperativo si queremos sobrevivir como economía nacional en la competencia sin piedad del siglo XXI. Por ello, es importante mantener un diálogo para la integración en el contexto del Plan Puebla Panamá (PPP), aseveró Werner Voigt, director general del Centro de Estudios de la Unión Europea de la Upaep.
“¿Por qué es tan importante para México?, pues en México hemos entrado en una situación en la que hemos perdido en los últimos diez años nuestra ventaja de la mano de obra barata. Ahora los salarios de México, en el caso de trabajadores industriales, ya no son competitivos con los raquíticos salarios de China, de India, de Tailandia, de Corea del Sur. Necesitamos reinstaurar nuestra ventaja; necesitamos reabrir mercados ahora ya cerrados por la costosa mano de obra de México. Esto podemos hacer en el contexto del PPP”.
En el marco de la Cumbre del Plan Puebla Panamá, celebrada en Campeche, donde participan jefes de estado y de gobierno, recordó que existen tres enfoques de los nueve participantes en las negociaciones: primero el político (consolidar una alianza de los líderes de los países miembros del PPP); controlar un plan para controlar el crimen organizado y el narcotráfico transfronterizo; el tercer enfoque es el económico y el más importante.
“Como sabemos, en el año 2001, el presidente Vicente Fox propuso la creación de un plan denominado Plan Puebla Panamá, como un primer paso, un paso parcial, hacia la integración hemisférica, especialmente en el contexto del ALCA, Área de Libre Comercio de las Américas. Como hemos visto, en los últimos 11 años de negociación del ALCA no hemos experimentado mucho éxito, mucho progreso (…) En este momento, el ALCA se encuentra en un estado de coma, con negociaciones suspendidas aquí en Puebla. Entonces, para mantener vivo el espíritu de integración regional, continuar con el diálogo bajo el concepto del PPP, es muy útil e importante al mismo tiempo. ¿Por qué?, pues en el siglo XXI, vamos a entrar en una nueva realidad en la geopolítica internacional; en vez de tener una confrontación ideológica entre los grandes poderes del mundo, vamos a tener una confrontación económica, una competencia sin piedad entre tres grandes bloques económicos”, aseveró Werner Voigt, director del Centro de Estudios de la Unión Europea.
Werner Voigt afirmó, durante la entrevista, que los campesinos de Puebla no serán afectados por la construcción de infraestructura en el Plan Puebla Panamá, a diferencia de los campesinos de Campeche, Chiapas y Quintana Roo, por la construcción de vías de comunicación. Sin embargo, los industriales textiles y de la confección reempezarán con la fabricación de textiles al utilizar maquiladoras en Centroamérica, y reposicionarse otra vez. Puebla recibirá impuestos pagados por esas compañías que reingresarán en la dinámica económica internacional, a través de maquiladoras en Centroamérica.
Sin embargo, aclaró que en el caso de los más pobres, México debe enfocarse en mejorar la educación, ofrecer mejores oportunidades de empleo, no sólo de mano de obra en maquiladoras, sino de tipo intelectual, además de aprovechar la capacidad, la creatividad y la originalidad del trabajador mexicano.
Finalmente, indicó que como parte del PPP, se pueden construir parques industriales conectados con carreteras, infraestructura de electricidad, agua potable, drenaje, telecomunicaciones; será necesario construir maquiladoras mexicanas en otros territorios como Honduras, Guatemala, Nicaragua, El Salvador, y con la ventaja de los bajos salarios de los centroamericanos, México recuperará sus mercados en el resto del mundo y su ventaja competitiva. Advirtió que esto se puede lograr al mantener vivo el Plan Puebla Panamá.

 


 
 
Todos los Columnistas