Deficiente vigilancia de Salud a clínicas de aborto


La dependencia desconoce el número de nosocomios donde se practican


Efraín Núñez Calderón

 

Las cifras de la Secretaría de Salud respecto a las clínicas en las cuales se realizan abortos, reguladas y clandestinas, distan mucho de la realidad. La dependencia estatal ha cerrado este año tres clínicas donde se hacían abortos clandestinos. Sin embargo, el año pasado no se clausuró ninguno de estos centros de salud, reveló Baraquiel Saloma Linares, director de Regulación y Fomento Sanitario de la dependencia.
Por su parte, Roberto Morales Flores, secretario de Salud, se pronunció similar al gobernador Mario Marín, en el sentido de abrir a una consulta pública la discusión del tema, cuando llegue el momento de que los diputados locales deban legislar al respecto. No obstante, aseguró que respetará la decisión de los legisladores, y se reservó su opinión a favor o en contra del aborto.
La discusión generada por la despenalización del aborto que se aprobó en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal evidencia que se carece de una reglamentación adecuada, y hay vicios de las autoridades de Salud en el estado para un control correcto.
De entrada, la Secretaría de Salud en Puebla no cuenta con un padrón que identifique el número de clínicas reguladas donde se realizan abortos. Según Baraquiel Saloma Linares, director de Regulación de la dependencia, de los tres mil 800 consultorios y clínicas registradas en la entidad, sólo 360 cuentan con licencia para realizar cirugías, pero no se sabe si realmente tienen la infraestructura adecuada para las operaciones.
Más aún, las cifras oficiales saltan cuando el funcionario manifiesta que este año se han cerrado tres consultorios clandestinos —uno en Izúcar de Matamoros y dos en la capital del estado—, donde se halló evidencia de que se practicaban abortos.
Indicó que se cerraron por denuncias de la ciudadanía, aunque durante todo 2006 no se clausuró ninguna. Las cifras de la Secretaría señalan que el año pasado se cerraron 33 clínicas por “operar fuera de la norma”, dijo el funcionario, quien también aseguró que a ciencia cierta no se conoce en cuántas de éstas se realizaban abortos.
Cambio publicó el lunes pasado un reportaje sobre dos clínicas donde, según versiones anónimas, se realizan abortos. Se trata de la clínica El Vergel, ubicada en la 2 sur 2506, y una más en la Recta a Cholula, junto al fraccionamiento Paseos de Cholula, a unos pasos del puente de la UDLA.
En la versión del funcionario Baraquiel Saloma, el primer es un consultorio cuya licencia de funcionamiento le autoriza la atención Psicológica, no realizar cirugías. Dijo además que la misma es operada por el doctor Arturo Javier Ramírez; sin embargo, aseguró que en una inspección realizada por personal de la dependencia se determinó que en este consultorio se da ayuda motivacional para que las mujeres que piensan abortar no lo hagan. No obstante, Cambio entrevistó a Maribel, una mujer de 29 años quien se practicó recién un aborto en la clínica.
En el segundo caso, la Secretaría de Salud no encontró ninguna clínica o consultorio ubicado cerca a la UDLA, pero el funcionario no descartó que se trate de un centro de salud clandestino, entonces aseguró que personal de la Jurisdicción 5 seguirá investigando para identificarla.
En otro orden, manifestó que si la dependencia identifica una clínica que opere fuera de la reglamentación necesaria, se procederá a la clausura inmediata, y se sancionará al responsable del establecimiento hasta con diez mil días de salario mínimo:
“Verificamos todos los consultorios, sobre todo en (los) ginecólogos, para ver si efectivamente ofertan lo que dicen. Si tienen la cédula profesional y en el consultorio existe evidencia de que se lleva a cabo un aborto o atención para el nacimiento de un bebé”.
En el caso de los tres consultorios cerrados durante 2007, se encontraron “legas”, es decir, un tipo de instrumental médico parecido a un alambre con unos ganchos para poder realizar un legrado.
Asimismo, aunque las cifras marcan alrededor de 88 muertes de mujeres por un aborto clandestino, a nivel nacional, se desconoce el número de decesos en Puebla por esta razón.
Por otro lado, la Dirección de Comunicación Social de la Secretaría de Salud informó que durante 2006, se realizaron cuatro mil 400 abortos médicos; es decir, cirugías necesarias en función de que la vida de la madre corría peligro.

 

 

Cero información
La Secretaría de Salud en Puebla no cuenta con un padrón que identifique en número de clínicas reguladas, donde se realicen abortos. Según Baraquiel Saloma Linares, director de Regulación de la dependencia, de los tres mil 800 consultorios y clínicas registrados en la entidad, sólo 360 cuentan con licencia para realizar cirugías. No obstante, no se sabe si realmente cuentan con la infraestructura para hacer esas operaciones.

 

 


 
 
Todos los Columnistas