Promueven juicio político contra magistrados del TSJ

 

Por la anticonstitucionalidad de Ciudad Judicial en San Andrés Cholula

 

Edmundo Velázquez

 

Una demanda de juicio político pesa contra los 19 magistrados del Tribunal Superior de Justicia por el cambio anticonstitucional de la sede del Poder Judicial a San Andrés Cholula.
El abogado Javier Tay Sáenz de Miera interpuso y ratificó su demanda ante el Congreso del estado, pero ha recibido nula atención de Pericles Olivares, presidente de la Gran Comisión de la legislación local, a quien acusó de encubrir “la ilegalidad con que se maneja” Guillermo Pacheco Pulido, presidente del TSJ.
Desde el 26 de mayo del 2006, cuando se presentó la denuncia, el abogado no ha recibido noticia e incluso se desconocía sobre el juicio político a los magistrados a pesar de que ésta fue ratificada.
Según comentó Javier Tay Sáenz de Miera, entre los círculos de juristas de Puebla se habló sobre los problemas de cambiar la sede a San Andrés Cholula, pero nadie señaló el hecho y menos lo denunció, a pesar de que se viola la Constitución del estado en su artículo número 6.
“Tomando en consideración un acuerdo del Tribunal del pleno con fecha del 29 de mayo de 2003, no puede existir capacidad para trasladar un tribunal que está ordenado para radicar en la capital del estado”, dijo en entrevista Tay Sáenz de Miera.
El procedimiento correcto, explicó el denunciante, es primero reordenar la ley en la Constitución a través del Congreso con los puntos de acuerdo correspondientes:
“El Congreso es el único facultado para hacer cualquier apreciación referente a la residencia de los poderes como lo marca la Constitución (…) La ley ordena que los cambios de poderes pueden ser a instancias del gobernador, pero, una legislación específica es también la que debe hacer los cambios”, comentó.
El abogado consideró que el cambio se hizo de manera arbitraria y no por una necesitad pública, por tal motivo comenzó su demanda de juicio político contra los magistrados que aceptaron el cambio reunidos en el pleno del TSJ.
“Se pueden hacer cambios directos a la Constitución para beneficios públicos. Pero ni se tomó al Ejecutivo en cuenta ni al Legislativo. A propuesta de uno define el otro, pero el que lo hizo fue el Poder Judicial sin autorización. Nada más porque quiso”, mencionó al respecto.
La denuncia del juicio político se presentó en la Cámara local de diputados, y en contra del pleno que se integró con fecha del 29 de mayo del 2003, día en que se aprobó.
Con la medida, según considera el denunciante, se están violando la Constitución local y los derechos de los litigantes, postulantes, abogados y las partes. Con la ilegalidad del cambio se tiene en consecuencia una nulidad de todos los procesos actuados desde 2003, momento cuando se trasladaron los juzgados civiles y familiares a San Andrés Cholula.
“Todos los abogados comentaron eso: que no era competente el pleno para decidir que se movía a San Andrés. Pero, desgraciadamente, ningún abogado ha querido enfrentar la situación de las injusticias que vivimos en Puebla, y ésta es una injusticia total”, consideró.

Ni Pacheco ni Pericles tocan el tema
Entrevistado por Cambio, el denunciante mencionó que ya en varias ocasiones ha buscado a Pericles Olivares, presidente de la Gran Comisión del Congreso local, para que le explique por qué se mantiene congelada su demanda, pero sólo ha recibido largas e incluso malas caras del diputado priista.
Incluso buscó al presidente del TSJ, Guillermo Pacheco Pulido, para allegarle sus comentarios e informarle de su demanda, aunque el magistrado no lo recibió:
“Traté de entrevistarme con el presidente del Tribunal, pero no me recibió (…) la verdad es que toma decisiones como político, no como jurista (…) El Tribunal Superior de Justicia en Puebla no brinda las garantías de tener autoridades adecuadas, honestas, equilibradas y equitativas”.
—¿Por qué Pericles Olivares no quiere entrar en debate? —Se le preguntó a Javier Tay Sáenz de Miera.
—Bueno, ignoro el porqué. Lo fundamental es que lo he buscado en más de cuatro ocasiones para darle seguimiento al juicio político promovido, pero nunca he obtenido entrevistas con él. En alguna ocasión me lo encontré en un café, y me dijo que tenía el caso en comisión, que lo tenía en estudio. Sin embargo, me atreví a decirle que si no le iba a dar seguimiento a él, pues que me lo dijera para seguirle a él un juicio político ante la Cámara de diputados federal.
—¿Y qué dijo?
—No, pues se enojó, se molestó. Según las personas que estaban conmigo, dijeron que se puso pálido y que se fue caminando. Eso es una cuestión donde va su responsabilidad. Por dejar trasladar este poder…
—¿Por qué nace entonces el cambio a San Andrés?

—Nace por fines políticos, de administración económica. O por lo que gustes… pero fuera de los límites del municipio de Puebla, porque los poderes deben estar radicados en la capital del estado. No tienen por qué irse a San Andrés, Cholula, y se hizo la construcción antes de la prevención para trasladarlo. Lo reubicaron con un simple acuerdo del pleno antes de que se hubiera aceptado en la Cámara de Diputados.

 


 
 
Todos los Columnistas