Ordena Calderón atender a la ASF


Indican compromiso de transparentar el manejo del erario


Ernesto Núñez / Agencia Reforma

 

El Presidente Felipe Calderón instruyó ayer a las dependencias federales dar respuesta puntual a las observaciones que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) hizo a la Cuenta Pública de 2005.
Calderón envió misivas a los titulares de todas las dependencias federales, en las que les ordena que “adopten de inmediato las acciones necesarias para solventar, en lo conducente, cada una de las observaciones contenidas en el Informe de Resultados y, en general, a que atiendan las solicitudes de la Cámara de Diputados y la Auditoría Superior de la Federación en relación con el proceso de revisión de la Cuenta Pública 2005”.
También mandó una carta al titular de la Auditoría Superior de la Federación, Arturo González de Aragón, en la que le informa que ha ordenado a la Secretaría de la Función Pública coordinar estas labores, de forma tal que se satisfagan los requerimientos del auditor en el plazo de 45 días estipulados en la ley.
"La revisión de la Cuenta Pública de 2005 es una ocasión inmejorable para honrar ese compromiso" de transparentar el manejo de los recursos de los ciudadanos.
El Presidente se comprometió a abrir las cuentas del Gobierno federal, tanto a la ASF como a la Cámara de Diputados para la revisión de esas cuentas.
“Hago de su conocimiento que he instruido a la Secretaría de la Función Pública, para que en ejercicio de sus facultades de control interno, implemente las medidas que correspondan para que las dependencias y entidades den respuesta a las observaciones y acciones formuladas por la Auditoría Superior de la Federación.
“La Cámara de Diputados y la Auditoría Superior de la Federación encontrarán seguimiento puntual a sus requerimientos de información, en relación con el desempeño de la administración federal”, indica Calderón en su carta.
El Presidente asegura en la misiva que desde el primer día de su mandato ha insistido en demostrar con acciones que su Gobierno realiza un esfuerzo significativo para usar los recursos públicos de manera eficiente y transparente.
Sostiene que la revisión de la Cuenta Pública del penúltimo año de gobierno de Vicente Fox es ocasión propicia para honrar su compromiso con la transparencia.
“La rendición de cuentas es un imperativo democrático que el Gobierno de la República sabrá cumplir a cabalidad”, añade.
La semana pasada, González de Aragón entregó los resultados de su revisión al gasto del 2005 en la Cámara de Diputados.
Informó que se hicieron observaciones por 26 mil 342 millones de pesos, lo que implicó 48 por ciento más en relación a las anomalías detectadas en el ejercicio del 2004.
De acuerdo con el informe de la ASF, los sectores con mayores montos sujetos a observaciones fueron: Energía (8 mil 401 millones de pesos); Hacienda (6 mil 293 millones); Salud (4 mil 290 millones), y Educación Pública (mil 628 millones).
Destacan en el informe las observaciones hechas a dos de los principales proyectos del sexenio de Vicente Fox: la megabiblioteca José Vasconcelos y el Programa Enciclomedia.



 
 
Todos los Columnistas