Solicita Vela a la PFP resguardar Conaculta


Minimiza el uso de la 'megabiblioteca' como set publicitario; afirma que no es delito


Erika P. Bucio y Oscar Cid de León / Agencia Reforma

 

Diálogo y no represión, exigieron ayer trabajadores del Conaculta luego de ser desalojados por elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) del edificio ubicado en Reforma 175, el cual mantenían sitiado desde el martes 27 en demanda de mejoras salariales.
"Es lamentable que (el titular del Consejo) Sergio Vela, ante la cerrazón que nos ha venido mostrando, nos dé como respuesta la presencia de la PFP", comentó Gilberto Mejía, secretario de Orientación Ideológica de la delegación D-III-49 del SNTE.
Sinceramente, dijo, esperaban de él una sensibilidad de artista, pero "a todas luces se ve que no la tiene".
"Cuando asumió su cargo teníamos cierta esperanza de que, dada su trayectoria cultural, pudiese ser diferente la relación de él hacia los trabajadores; pero nos damos cuenta de que no es así: el señor ha apostado a la represión y no al diálogo".
Los paristas, quienes han solicitado una audiencia con el funcionario desde febrero, demandan concertar una mesa de negociaciones con el fin de retabular sus percepciones en relación con los empleados del INBA y el INAH, donde en puestos equivalentes ganan casi el doble que en el Consejo.
"Nosotros queremos trabajar en concordancia con nuestras autoridades, pero lo único que encontramos es autoritarismo", señaló el sindicalizado Ricardo Zamudio.
El desalojo, que se presentó a las 4:40 de la madrugada, no trajo consigo brotes de violencia, reconocieron los inconformes pertenecientes a las direcciones generales de Bibliotecas (DGB), Publicaciones (DGP) y Culturas Populares e Indígenas (DGCPI).
En todo momento se actuó con prudencia, aseguró Vela en conferencia de prensa.
La presencia de la PFP, dijo, obedece a que por tres días los inconformes no permitieran el acceso al edificio y amenazaron con extender sus protestas a otras instalaciones.
"No somos delincuentes", señaló Montserrat Rico, secretaria General de la D-III-113, "somos trabajadores que tan sólo solicitamos una audiencia con el maestro Vela, la cual hemos solicitado sin respuesta desde el 28 de febrero".
Mientras no se concrete dicho diálogo, dijo, mantendrán su protesta en las inmediaciones del edificio.

 

Minimiza pasarela en la 'Mega'


En la conferencia de prensa, el titular del Conaculta minimizó el uso indebido de la Biblioteca Vasconcelos como set fotográfico para un catálogo de El Palacio de Hierro.
"No es un acto de barbarie cultural, ni es un delito ni es una circunstancia grave (...) El problema no es tanto de catálogos comerciales o de moda, sino si había (o no) controles internos para cumplir con la normatividad", expuso Vela.
Su postura contradice el criterio del diputado José Alfonso Suárez del Real, quien pidió la intervención de la Secretaría de la Función Pública (SFP) para investigar a Saúl Juárez, ex titular de la Dirección General de Bibliotecas (DGB), por dar la autorización para la sesión de fotografías que tuvo lugar el 6 de febrero.
"La petición es excesiva, no se puede hablar de una causal de inhabilitación (del ex-funcionario)", reviró Vela.
Precisó que fue el propio Juárez quien decidió presentar su renuncia.
"Consideró pertinente renunciar al cargo para evitar mayores polémicas, y no es de ninguna manera un denuesto de una persona por quien tengo particular aprecio", dijo.
Al mismo tiempo, eximió de responsabilidad a Ignacio Padilla, director de la Biblioteca Vasconcelos, al señalar que sólo siguió órdenes de un superior y apenas había asumido el cargo la tarde del 1 de febrero.
Vela aclaró que Conaculta no ha cobrado un peso a la empresa de publicidad. "La Biblioteca Vasconcelos no puede cobrar mientras no esté entregada a Conaculta", insistió.
El recinto está cerrado desde el 20 de marzo para terminar las obras y corregir las fallas en su construcción. La decisión se tomó a sólo 10 meses de haber sido inaugurada.
"Se cortó el listón antes de tiempo (...) sin estar terminada y sin que se contara con una estructura operativa", dijo.
De hecho, no existe en el organigrama el puesto de director de la Biblioteca.
"Oficialmente no ha habido director de la Biblioteca Vasconcelos. El director anterior, Jorge von Ziegler, en realidad sólo tenía nominalmente el cargo (...) No existe la estructura operativa autorizada para la Biblioteca Vasconcelos. Estamos en ese procedimiento con la Secretaría de Hacienda", dijo.


 
 
Todos los Columnistas