Promete Calderón castigar asesinatos

 

Señala Presidente que los informadores enfrentan violencia e intimidación

 

Ernesto Núñez / Agencia Reforma

 

El Presidente Felipe Calderón ofreció ayer esclarecer y castigar los crímenes cometidos en contra de periodistas.
Al encabezar un acto para promulgar las reformas al Código Penal Federal que despenalizan la difamación, la calumnia y la injuria, aprovechó para referirse a las recientes agresiones contra periodistas, en específico al asesinato del corresponsal de Televisa en Acapulco, Amado Ramírez.
"El Gobierno que encabezo está comprometido no sólo a respetar la libertad de prensa, sino a defender el libre y seguro desempeño de la profesión; esta es una prioridad. No escatimaremos esfuerzos para lograr el esclarecimiento y el castigo de los crímenes cometidos contra periodistas", ofreció.
El Presidente reconoció que si bien en todo el mundo el ejercicio periodístico conlleva riesgos --sobre todo cuando se trastocan intereses creados--, en México los informadores están enfrentando la intimidación y la violencia.
"En una auténtica democracia esta situación es inadmisible; casos tan lamentables como el cobarde asesinato de Amado Ramírez y otros periodistas, muchos de diferentes medios de comunicación, no pueden quedar impunes", expresó.
Calderón consideró que la detención de los autores materiales del asesinato de Ramírez representa un paso importante, pero admitió que debe hacerse más para evitar que la impunidad siga marcando estos casos.
Frente a directivos y dueños de medios de comunicación, el Presidente hizo un llamado a unirse en la batalla contra el crimen organizado, incorporando en los contenidos de los medios mensajes a favor de la legalidad y la justicia.
"La delincuencia busca beneficiarse del temor y la zozobra para inmovilizar a la sociedad y al Gobierno", dijo, "los medios de comunicación pueden brindar un invaluable servicio a la patria, fomentando con su labor la unidad nacional en torno a este grave problema".

 

Piden responsabilidad

 

Durante la firma del decreto, el secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña, pidió a los medios ejercer su libertad con responsabilidad y con patriotismo.
"Desde este espacio, invitamos a todos los medios de comunicación a asumir el gran reto de consolidar nuestra democracia por medio de la promoción del respeto a la ley y a las instituciones, la tolerancia y el apego a la verdad en el debate de las ideas y, sobre todo, por medio de la apertura de espacios para el diálogo respetuoso, plural, incluyente y constructivo", exhortó.
En el mismo tenor, el senador panista Alejandro González Alcocer, presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara alta, advirtió que la despenalización de los delitos de calumnia y difamación no debe traducirse en "libertinaje o irresponsabilidad".
Señaló que son bienvenidas las opiniones documentadas y las críticas que busquen construir un México con derechos.
En tanto, el Presidente señaló que la reforma al Código Penal no deja desamparados los derechos al honor, la reputación y el buen nombre.
Recordó que en el Código Civil quedó estipulada la sanción a quien viole esos derechos o a quien haga "uso indebido" de su derecho de opinión, crítica o información.

Según Calderón, el honor de las personas quedará confiado al honor de los medios y los comunicadores.

 


 
 
Todos los Columnistas