Lanzan Obispos ofensiva

 

Advierten que iniciativa para despenalizar el aborto legitimará la 'ley de más fuerte'

 

Leslie Gómez y Emiliano Ruiz / Agencia Reforma

 

Los Obispos mexicanos se expresaron ayer en contra de la despenalización del aborto y aseguraron que no se callarán.
En rueda de prensa, presentaron un comunicado en el que advirtieron que, de aprobarse la iniciativa en el DF, el País quedaría a merced de la ley del más fuerte.
"Autorizando el aborto, el Estado introduciría el principio que legitima la violencia contra el inocente indefenso y por lo tanto renunciaría a defender el derecho de los más débiles, dejando ser Estado de Derecho para convertirse en un Estado de la ley más fuerte", señala.
También calificaron de contradictoria la actitud de los legisladores, pues en lugar de trabajar por el bien común, violan el derecho de un inocente.
"(Se debe) legislar para asegurar a todas las madres la posibilidad de criar a sus hijos en un marco de seguridad social, o permitir que puedan dar su hijo en adopción sabiendo que tendrá el amor y la atención necesarias para crecer sano", se lee en el documento.
Momentos antes, los Obispos sostuvieron una reunión con el Secretario de Gobernación, Francisco Ramírez Acuña y con el subsecretario de Asuntos Religiosos, Florencio Salazar Adame, para manifestarle su preocupación por la situación de violencia que se vive en el País.
"Fue un diálogo cordial (...). No nos calló, no nos ha callado y no nos van callar", enfatizó el presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Carlos Aguiar Retes al término del encuentro.
La semana pasada, los partidos representados en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) -con excepción del PAN- aprobaron un punto de acuerdo en el que exhortaron a Segob a limitar las declaraciones de la Iglesia católica en torno a este tema.
Ayer por la mañana, el subsecretario de Asuntos Religiosos, Florencio Salazar Adame, pidió al PRD que asuma una actitud tolerante y democrática con la Iglesia católica.
-"¿El PRD le ha pedido a Gobernación que ponga un alto a la Iglesia en el debate sobre el aborto?", se le cuestionó.
"Es una posición que debe ser más tolerante. Todos queremos vivir en una democracia plena, entonces, debemos asumir los costos que es tener la capacidad de escuchar la opinión de los que no piensan igual que nosotros", dijo en entrevista.
Agregó que la Iglesia católica no ha cometido ninguna violación a la ley en su intervención en el debate sobre la despenalización del aborto.


 
 
Todos los Columnistas