Se contradice presunta defraudadora panista

 

“Antes que quitarles, quisiera darles”, asegura


La denuncia en su contra no es política, sino por problemas personales. Cae en contradicciones y luego quiere rectificar sus declaraciones en otra entrevista.


Heriberto Hernández / Pahuatlán / Corresponsal

 

La presidenta del Comité Directivo Municipal del Partido Acción Nacional (PAN) en Pahuatlán, Adela Guzmán Téllez, contestó a las acusaciones que la señalan como defraudadora de 125 personas de escasos recursos de ese municipio. Dijo que ella “nunca ha defraudado a nadie, que más que quitarle a la gente, quisiera darles…”.
El pasado miércoles 4 de abril, El Guardián publicó una nota sobre las quejas de personas que manifestaron ser defraudadas económicamente por Adela Guzmán Téllez, quien en combinación con una financiera, gestionó préstamos para proyectos, que más que beneficios han traído gastos excesivos para los beneficiarios, y que Adela Guzmán, junto con otras personas, adquiere ganancias a costa de cada uno de los beneficiarios (500 pesos por persona).
En el desarrollo de la entrevista con Guzmán Téllez hay una serie de contradicciones. Por un lado dice que ella se enteró de la empresa denominada Serfir (Créditos Comunitarios para Mujeres) y quiso acercar a la gente de Pahuatlán, porque sabe las condiciones económicas difíciles que pasan. Después de esta declaración, dijo en la misma entrevista que ella no gestionó los préstamos ni llevó a la gente, ni conoce a los representantes de Serfir.  
Esta redacción presentó la secuencia de declaraciones de la dirigente municipal del PAN en Pahuatlán:
“Yo nunca le he pedido dinero a la gente; el dinero que ellos pagaron por los proyectos (para su elaboración), lo pagaron personalmente a las personas indicadas; se les extendió un recibo por cada proyecto, firmaron por su consentimiento; nadie las obligó”.
—Ellos dicen que los beneficiarios no saben leer ni escribir, y pensaron que los contratos estaban bien y no es así. ¿Es cierto?
—No es cierto que no saben leer ni escribir. La mayoría sí saben leer y escribir, y ellos fueron a solicitar el préstamo.
—¿De cuánto son los intereses que pagan por el préstamo? Ellos dicen que rebasa el 20 por ciento.
—Es pequeño, es el cuatro por ciento, y de lo que van ahorrando, que son 26 pesos cada ocho días, de eso se alcanza el 3.5 por ciento. Al final, cuando terminan de pagar, se les devuelven 424 pesos.
—¿Cuántas personas han sido beneficiadas?  
—No sé cuantos salieron beneficiados por Serfir.
—¿Usted es la promotora?
—No, no soy promotora.
—¿Cómo se enteró de Serfir y como empezó a relacionarse con esa empresa?
—Me enteré de esa empresa, de que existía, y con el deseo que ayudar a las mujeres de Pahuatlán, les dije de ese financiamiento y le entraron en esos proyectos.
—¿Usted gestionó ante la empresa esos proyectos?
—No, yo no gestioné nada, ni que fuera a Pahuatlán. La empresa llegó a Pahuatlán y empezó a invitar a las personas, pero no tengo nada que ver.
Adela Guzmán Téllez afirmó que “no ha defraudado a nadie”, y que desconoce por qué la señalan responsable. Al mismo tiempo admitió que tiene algunas denuncias ante el Juzgado de lo Civil en la cabecera municipal de Pahuatlán.
Acerca de las denuncias interpuestas por algunas asociaciones de mujeres de las comunidades de Xolotla, Zoyatla y San Pablito, mencionó que respondió y espera que se abra una investigación. “Porque se trata de una calumnia que se ha generado a mi alrededor (…) No he delinquido, sé que la gente tiene mucha necesidad… tal vez alguien los motivó pero no sé quién, de dónde lo sacaron ni de quién se trate”.
—¿Cree que se trate de un asunto político, por las próximas elecciones?
—No es político porque aún no son elecciones. No hay candidatos de ningún partido político y la efervescencia política todavía está fría en Pahuatlán.
¿Se habla específicamente de la cantidad de 500 pesos que usted recibe por cada persona a quien otorgan el préstamo?
—No me están dando 500 pesos por persona, y nada tengo que ver con ellos.
—¿Usted llevó a la gente a que pidiera el préstamo?
—No, yo no llevé a nadie.
—¿Entonces cómo sabe los intereses que están pagando, lo del ahorro?
—Me enteré por una vecina que vive cerquita de mi casa, y ella me platicó todo.
—¿De cuánto son los préstamos para cada persona?
—De mil 500 pesos, y no creo que sean para proyectos, porque es muy poquito. Creo que la gente lo ocupa para sus gastos que se les van presentando.
“Antes de terminar quiero decir que este problema no se generó por situaciones políticas sino por causas personales, y quiero aclarar que yo no le quito nada a la gente, yo quisiera darle”.
La entrevista se realizó el mismo día cuando se publicó la nota de las denuncias en su contra.
Cabe destacar que realizaremos otra sobre el tema, porque días después especificó que las respuestas que hoy se publican “tal vez no sean las correctas debido a que estaba con la presión muy alta”, según sus palabras.

 


 
 
Todos los Columnistas