_
Invitado Especal
La Quintacolumna


El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

  Dejaron los bosques a merced de talamontes

 

Critica Rubén Pedro Rodríguez la desaparición de la Policía Forestal, dependiente del Gobierno estatal

 

El delegado de la Profepa reveló que desde hace dos meses ya no se hacen los operativos conjuntos para la vigilancia y lucha en contra de la deforestación en suelo poblano, y ahora los rondines de la Policía Estatal son esporádicos.

Cambio/ Foto/ Archivo/ Ulises Ruiz

 

Edmundo Velázquez  

 

La delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) confirmó que el Gobierno del estado dejó los bosques y parques estatales de Puebla a merced de los talamontes con la desintegración de la patrulla forestal.


Rubén Pedro Rodríguez Torres, delegado de la Profepa, mencionó que actualmente la Policía Estatal realiza rondines de manera esporádica y desde hace más de dos meses no patrulla zonas proclives a la tala inmoderada de árboles.


“Las soluciones que estaban dando de alguna manera eran positivas”, comentó el delegado lamentando la desintegración de la Policía Estatal.  


Según comentó el delegado Rodríguez Torres la policía forestal cumplía con una función especializada en la que participó Profepa para su capacitación. El delegado federal detalló que el grupo nació a raíz de los trabajos conjuntos que ya se llevaban a cabo.


“Fueron capacitados porque la Policía Estatal ya venía operando en coadyuvancia con Profepa y con los ministerios públicos del fuero común para presentar a los ciudadanos que tenían flagrancia en irregularidades y faltas a la ley del medio ambiente íbamos en una mejora. Yo creo que habría que mantenerla”, consideró el delegado de Profepa.


El lunes Cambio publicó las quejas de uniformados pertenecientes a la policía forestal, quienes aseguraron que su trabajo duró menos de seis meses debido a que la Secretaría de Gobernación emitió permisos para que los pobladores de la zona reiniciaran la tala de árboles en la zona de La Malinche y el Izta-Popo.


A raíz de estos comentarios Francisco Castillo Montemayor, secretario de Recursos Naturales y Medio Ambiente del estado, mencionó que pedirá una explicación a Mario Ayón Rodríguez, titular de la Secretaría de Seguridad Estatal.


Cabe recordar que los uniformados también aseguraron que el último operativo en que participaron ocurrió en septiembre del año pasado, y a pesar de las constantes detenciones y decomisos de madera talada clandestinamente, fueron cesados e instalados en bases de operaciones y otras patrullas urbanas.


Ante esto la Profepa confirmó que al menos en más de dos meses no han participado en ningún operativo conjunto. El delegado Rodríguez Torres mencionó que hace “más de dos meses no se hace un operativo” conjunto.


“Con ellos precisamente, porque les perdimos el contacto y después nos enteramos que lo habían desintegrado”, mencionó al respecto el delegado.


—¿Y con la Policía Estatal cuándo fue el último operativo?
—Pues no hacemos operativos. No es que hagamos operativos. Estamos coordinados y ellos en su rondín normal pueden detectar flagrancia en cualquier delito o cualquier falta. En materia forestal lo que ocurre es que ellos remiten al ministerio público, ya sea del fuero común o del fuero federal. Ahí se ponen en contacto con la Profepa, se hace el dictamen pericial y se determina el estado legal y judicial de la persona.


Para la Profepa la policía forestal es importante por ser un cuerpo especializado para atender con mayor acertividad. El delegado de Profepa subrayó que no han dejado de recibir la ayuda y el apoyo de la corporación estatal, pero únicamente se lleva a cabo en materia de vigilancia.


El funcionario federal también resaltó que además de la policía forestal siguen capacitando a otros grupos policiacos como la Policía Federal Preventiva (PFP).

 


“Fueron capacitados porque la Policía Estatal ya venía operando en coadyuvancia con Profepa y con los ministerios públicos del fuero común para presentar a los ciudadanos que tenían flagrancia en irregularidades y faltas a la ley del medio ambiente (…) íbamos en una mejora. Creo que habría que mantenerla”, consideró el delegado de Profepa


—¿Y con la policía estatal cuándo fue el último operativo?

—Pues no hacemos operativos. No es que hagamos operativos. Estamos coordinados y ellos en su rondín normal pueden detectar flagrancia en cualquier delito o cualquier falta. En materia forestal lo que ocurre es que ellos remiten al ministerio público, ya sea del fuero común o del fuero federal. Ahí se ponen en contacto con la Profepa, se hace el dictamen pericial y se determina el estado legal y judicial de la persona.

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx