_
Invitado Especal
La Quintacolumna


El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

  Bomba de tiempo para el PRI en el distrito 25

 

Catafixia por la diputación

 

De darse una violación a la normativa electoral vigente en el estado, podría derivar en que cualquier partido político impugnara el otorgamiento del registro del candidato

Carlos Martínez Amador, candidato a la diputación por el PRI Foto / El Guardián

 

Leticia Ánimas Vargas / Huauchinango, Puebla / Corresponsal  

 

Ante la inminente separación del edil Carlos Martínez Amador para competir por la diputación de mayoría relativa por el 25 distrito electoral con cabecera en Huauchinango, han surgido un sinnúmero de dudas respecto a la forma de su separación de la presidencia, así como a la designación de la persona que debe sucederlo en el cumplimiento de su función en el Ayuntamiento.


Por esa razón, este periódico contrató los servicios de un despacho especializado en materia electoral con sede en la ciudad de Puebla, para efecto de tener una interpretación legal acorde con la situación de los tiempos electorales venideros.


A continuación se transcribe sólo un extracto del mismo:
“El artículo 37 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Puebla, establece que No pueden ser electos diputados propietarios o suplentes:…


”V. Los presidentes Municipales, los Jueces y los Recaudadores de Rentas…”


Sin embargo, este mismo artículo en su último párrafo establece que “Los funcionarios y los miembros de las fuerzas armadas del país a los que se refieren respectivamente las fracciones II a V de este artículo, podrán ser electos diputados propietarios o suplentes, si se separan definitivamente de su cargo, o del servicio activo, noventa días antes de la elección.


”… Cualquier individuo, que ocupe el cargo de Presidente Municipal Constitucional de un ayuntamiento, debe separarse del ejercicio de sus funciones, en forma definitiva. La normativa electoral en Puebla tiene un término singular que no comparten algunas entidades federativas como es el requisito de la ‘separación definitiva’ de algunos sujetos para poder contender por puestos de elección popular. En legislaciones de otras entidades federativas se establecen términos como ‘separarse 90 días’, ‘separarse absolutamente 90 días’, pero en el Estado de Puebla, se estableció una limitante en términos idénticos a lo dispuesto por el Artículo 55 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que, para el caso de Diputados Federales, exige el requisito de separase definitivamente de sus cargos noventa días antes de la elección.”


Estos artículos transcritos podrían haber suscitado duda en cuanto a los alcances que denota la frase “si se separan definitivamente de su cargo”, si no existiera un criterio jurisprudencial sustentado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación con el siguiente rubro:


“Elegibilidad. Qué debe entenderse por separación definitiva del cargo. El artículo 55, fracción V, párrafo tercero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece que los secretarios de gobierno de los estados, los magistrados y jueces federales o del estado, no podrán ser electos como diputados federales en las entidades de sus respectivas jurisdicciones, a no ser que se separen definitivamente de sus cargos noventa días antes de la elección; precepto que interpretado correctamente, debe conducir a estimar que el vínculo entre el candidato y el cargo del que se debe separar, debe desaparecer decisivamente y sin duda alguna, dejando de tener cualquier relación con la actividad que desempeñaba.

 

En efecto, el adverbio definitivamente, utilizado por el precepto interpretado significa, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española: Decisivamente, resolutivamente. 2. En efecto, sin duda alguna; por lo que la separación de mérito debe ser en forma decisiva, sin gozar de las prerrogativas correspondientes al cargo, esto es, opuesta a una separación temporal o sujeta a término o condición; lo que es acorde con una interpretación sistemática y funcional del precepto constitucional de mérito, ya que la limitación establecida por el Constituyente pretende que los funcionarios públicos ahí señalados o quienes ocuparon tales cargos, no puedan tener influencia preponderante en la decisión de su candidatura ni en la voluntad de los votantes del distrito electoral de las entidades donde ejerzan sus funciones. En estas circunstancias, si el candidato solicita licencia con goce de sueldo no puede estimarse que la separación se dio definitivamente, pues sigue disfrutando de los emolumentos de su función y vinculado al cargo.
”Lo anterior nos lleva a considerar diversas consecuencias según sea el caso:


”Caso 1: El Presidente Municipal del Municipio de Huauchinango, Puebla, solicita una licencia temporal de 90 días a partir del 11 de agosto de 2007 y con vencimiento el 11 de noviembre de 2007.
”Consecuencias: El presidente Municipal incumple con el mandato constitucional, pues su separación es temporal y no definitiva, en virtud de que aun y cuando no perciba salario alguno, queda latente la facultad de volver a desempeñar el cargo de presidente constitucional, con su correspondiente facultad de mando e influencia sobre el electorado residente en el distrito electoral correspondiente.

 

”Caso 2: El Presidente Municipal de Huauchinango, Puebla, solicita 3 licencias temporales de 30 días cada una.
”Consecuencias: El Presidente Municipal incumple con el mandato constitucional, pues su separación es temporal y no definitiva, en virtud de que para el otorgamiento de las subsecuentes licencias después de la primera otorgada por el Cabildo, debió haber tomado posesión del cargo por unos instantes para que de nueva cuenta se le expidiere un nuevo permiso por 30 días más. El simple hecho de solicitar licencias por un periodo de 30 días cada una, incumple con el texto de la normal constitucional referida, pues no se da en los hechos una ‘separación definitiva’ del cargo, pues por lo menos en dos ocasiones dentro del proceso electoral, vuelve a desempeñar, por escaso tiempo, el cargo de presidente municipal de Huauchinango, Puebla.


”Además, el hecho de que se le otorgue una licencia temporal por un término de 30 días, en términos de la Ley Orgánica Municipal, obliga a que lo sustituya temporalmente en el desempeño de su cargo, el regidor de Gobernación, Justicia y Seguridad Pública. Esta última situación, presume que el presidente municipal no se ha separado definitivamente de su cargo, sino que sólo temporalmente, por lo que incumple con el mandato constitucional.”


Caso 3: El Presidente Municipal de Huauchinango, Puebla, solicita al cabildo su ‘separación definitiva’ al cargo de presidente, a partir del 11 de agosto de 2007, sucediéndole en el cargo el suplente con el carácter de presidente municipal sustituto.


”Consecuencias: Este supuesto es acorde con lo contenido en la Constitución del Estado y en la Ley Orgánica Municipal, debido a que esta separación solicitada al Cabildo, lo desliga de cualquier influencia en el ayuntamiento, en el mando y manejo de los recursos públicos, por lo que se entiende que no volverá, en ningún momento, a tomar el ejercicio de la actividad pública como presidente del ayuntamiento.

 

”De darse una violación a la normativa electoral vigente en el estado como en los supuestos presentados en el caso 1 y caso 2 que anteceden, podría derivar en que cualquier Partido Político impugnara el otorgamiento del registro del candidato, pues rompe con los PRINCIPIOS DE LEGALIDAD y EQUIDAD, con la consecuencia de que el Instituto Electoral del Estado, el Tribunal Electoral del Estado o el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenarán la sustitución del candidato por incumplir los requisitos de elegibilidad o, inclusive, declarar que el candidato propietario ganador de los comicios se encontrará impedido de asumir como diputado, con la consecuencia inminente de que el suplente lo sustituyera en el desempeño del cargo.”

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx