_
Invitado Especal
La Quinta Columna


El contenido de las columnas y de opinión son responsabilidad de quien las escribe y no reflejan precisamente la linea editorial de este medio

  "Cosmovisión indígena impide competir en los mercados"


Advirtió Romero Tobón, de la Comisión Estatal para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas

 

El funcionario estatal admitió que "el coyotaje en la comercialización del chile serrano nunca se va a acabar, siempre va a existir, lo importante es que se combata con la organización en la industria del chile y la producción; siempre habrá intermediarios y son los que ganarán más"

Ayer se llevó a cabo el concurso de productos innovadores con la materia prima del chile serrano, en el municipio de Tlaola Foto / El Guardián

 

Heriberto Hernández Castillo / Corresponsal / Tlaola, Puebla  

 

Fidencio Romero Tobón, de la Comisión Estatal para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, advirtió que “es la cosmovisión de los pueblos indígenas por la que no se ha podido dejar la vieja práctica de producción y de organización de los grupos originales, por eso es que no han sabido cómo ganarle más a su producto del chile serrano”.


En el marco del concurso de productos innovadores con la materia prima del chile serrano, en el municipio de Tlaola, el funcionario estatal admitió que “el coyotaje en la comercialización del chile serrano nunca se va a acabar, siempre va a existir, lo importante es que se combata con la organización en la industria del chile y la producción; siempre habrá intermediarios y son los que ganarán más”.


Se pronunció a favor de la organización de productores para obtener más, mejores y más baratos chiles, señaló que es la organización la única forma de poder combatir el coyotaje, pero ese siempre va a estar ahí, “es la nueva dinámica del mundo del comercio, por eso se deben de preocupar para organizarse y lograrlo combatir”.


Sobre la industrialización del chile serrano, tomando como referencia la exposición de productos que presentó la Universidad Tecnológica, mencionó que “hay dinero para apoyar esos proyectos de los indígenas, todo está en que se soliciten y se apliquen bien para que den buenos frutos”.


Citó que se firmó un convenio de cooperación entre la Universidad Tecnológica de Xicotepec para que por la vía de los alumnos, participen con la población indígena y sepan qué es lo que pueden hacer con su producción, “para que se le ponga valor agregado y se pueda comercializar mejor el chile serrano ya industrializado”.


La universidad también auxiliaría en la parte comercial del producto, para colocarle en los anaqueles de cualquier tienda interesada.


Reiteró que en “la cultura que tienen los pueblos indígenas no se aspira a hacer fortuna, es ésa su cosmovisión, sólo trabajan para tener lo que consumen, para satisfacer sus necesidades, por eso ha sido difícil entrar a ese mundo y cambiarlo, pero se tiene que hacer. El campo está quedando en total desventaja con la entrada del Tratado del Libre Comercio y ahora se deben hacer productos y buscarles su exportación”.


Hizo hincapié en que el picante en México está en crisis, “ya vienen del extranjero algunos productos industrializados, por ejemplo, las empresas grandes como San Marcos y La Costeña, necesitan picante, lo traen de Zacatecas y de Chihuahua, porque Puebla no tiene la capacidad de producirles lo que ellos procesan, ahí es donde deben entrar las asociaciones de productores para darse abasto, es un mercado que está desaprovechado”.


Después del evento protocolario inició la pasarela de productos del concurso. Leticia Cruz Juárez, de la Universidad Tecnológica de Xicotepec de Juárez, de la carrera de Procesos Agroindustriales, presentó un producto que su uso es parecido al consomé en polvo, es chile serrano con sabor a carne, concentrado y comprimido, con este producto se le pone sabor al caldo, a la salsa de tomate, es fácil de usar: dos pastillas con tantita agua caliente se colocan en la licuadora y se vierten con tomate o jitomate, de inmediato se tiene una salsa; se puede aprovechar para cuando el chile esté caro y escaso, los conservadores que tiene son el acido cítrico y el benzoato de sodio, la forma de hacerlo es fácil y económica, la receta secreta es la forma en que le pusieron el sabor a carne y su costo es de 2.50 pesos por dos pastillitas o en la presentación de tres pastillitas por 4 pesos; alcanza para preparar litro y medio de salsa.


Otra alumna de la UTX, Carmen Hernández González y su equipo presentó un licor de chile, que se puede tomar solo o acompañado, si se combina con cerveza se tiene un bebida como la conocida como michelada, se puede combinar con tequila, con limón; también es un producto que se puede usar para marinar la carne para el asado. Los alumnos dijeron que su proceso de fabricación es fácil, “los señores de Tlaola lo pueden hacer sin ningún problema”.

 

Hubo más productos, como el de Carlos Javier Hernández Gayoso y su equipo, ellos presentaron la Chilaqueta, es una palanqueta de cacahuate con piloncillo a la que se adhirió chile serrano. Ellos mismos presentaron la mermelada de chile serrano con mango, consideraron que la mezcla innovadora fue la de los dos productos, misma que dio un buen olor, textura y sabor.

 

Publicidad

Versión Online

 

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx