Negativas, las reformas de estacionamiento: Loyola


Hipólito Contreras

 

El regidor Arturo Loyola afirmó que aun cuando en sesión de cabildo se aprobaron reformas al reglamento de estacionamiento en el municipio de Puebla, la medida sólo beneficiará a “quienes gustan de hacer buenos negocios”, en cambio, los usuarios serán los únicos perjudicados pues tendrán que pagar una tarifa.


Recordó que en junio de 2005 denunció el abuso de los centros comerciales por el cobro de estacionamientos cuando en el reglamento vigente se establece que es una obligación proporcionar este servicio a los usuarios o clientes.


Dijo que es legítima la inconformidad social en contra del abusivo cobro de estacionamiento en los centros y plazas comerciales, que, de origen, según el artículo 780 del Código Reglamentario del Municipio de Puebla, hasta el momento en vigor, tienen la obligación de dotar a sus clientes de un espacio para estacionarse en forma gratuita.


Indicó que desde el 2005 ha propuesto e insistido reiteradamente tanto en el Cabildo como en comisiones respecto a la necesidad de que el Ayuntamiento hiciera valer la disposición referida del reglamento, “lo hemos venido planteando desde hace año y medio, no obstante nuestra insistencia y malestar social, que el cobro abusivo de centros y plazas comerciales ha generado, cuando estamos a un año de que concluya la actual administración municipal, ya sea por negligencia y complacencia con los grupos de interés económico, o tal vez por el interés por temor hacia otro nivel de gobierno, el Ayuntamiento no ha hecho absolutamente nada para resarcir el daño ocasionado, para ello bastaría con hacer valer el reglamento”.


Informó que el pasado lunes se aprobaron las reformas al citado reglamento el servicio público de estacionamiento, “planteamos que quizá haya sido coincidencia, o quizá una estrategia con la que se buscó disfrazar el daño a los usuarios del servicio publico de estacionamiento mediante la introducción de algunas medidas para revestir el hecho con la envoltura de una reforma integral.


Explicó que la reforma introdujo algunos aspectos positivos en términos de proteger el interés de los usuarios, por ejemplo, la tolerancia de diez minutos sin costo adicional, o cuando eventualmente los usuarios extravíen el boleto, bastará que éstos comprueben la propiedad del vehículo al encargado del estacionamiento, sin cargo económico adicional.


Expuso que como lo planteó en la Sesión de Cabildo, la reforma integral del capítulo relativo al servicio público de estacionamiento generó dos grandes daños que se causarán a los usuarios.


Por un lado, indicó, se legaliza el abuso de los centros y plazas comerciales que han venido cobrando una tarifa por el uso de estacionamiento, lo que le da a la reforma un carácter más descriptivo que normativo, abriendo la posibilidad de que los establecimientos comerciales o de servicios que en observancia del artículo 780 del Código reglamentario actualmente no cobran el estacionamiento, con la reforma sí lo pueden hacer.

 


 
 
Todos los Columnistas