La hermana de Salinas detrás del único libro publicado por Marín


Cholula, la gran pirámide, publicación que costó más de un millón de pesos


Edmundo Velázquez

De los seis libros presumidos en el informe de Mario Marín Torres, ninguno ha sido distribuido. De éstos, Cholula, la gran pirámide fue una adquisición que costó más de un millón de pesos.


Este libro solamente se divulgará entre funcionarios y cercanos al gobernador, quien lo pidió bajo encargo al Grupo Azabache, propiedad de Adriana Salinas de Gortari, hermana del ex presidente Carlos Salinas. Cabe decir que cada ejemplar de esta editorial se cotiza entre 600 y 800 pesos en las librerías del país.


De acuerdo por lo dicho por el titular de la subdirección de publicaciones de la Secretaría de Cultura, Jaime Mesa Castelán —quien aún no ha tomado el cargo formalmente desde que salió Juan Gerardo Sampedro—, se esperará hasta después del dos febrero para distribuir los libros citados por el gobernador durante su segundo informe de labores. Por lo pronto es imposible conocer las publicaciones.
Además de las seis publicaciones a distribuir en febrero, se planea presentar al menos 19 títulos, como comentó Mesa Castelán.


Entre el listado de los libros publicados en 2006 y que se distribuirán hasta 2007 —precisión que no hizo el gobernador en su informe— se encuentran cuatro títulos y una adquisición: la reedición de Las calles de Puebla, de Hugo Leight; Chiki’, entre la apariencia y la esencia, de Luis Sánchez Olvera, que es un compendio sobre el Totonacapan; Así somos las niñas y los niños de Puebla, trabajo propagandístico de identidad para el estado; Tercero y Quarto libro de de Arquitectura de Sebastiano Serlio en los quales se trata de las maneras de cómo se pueden adornar los edificios con los ejemplos de las antigüedades, facsímil de la Biblioteca Palafoxiana traducido del toscano a la lengua castellana por Francisco de Villalpando (este título fue considerado como dos libros) y Cholula, la gran pirámide, hecho por encargo del gobernador en Grupo Azabache.


A pesar de lo dicho en sus informes de gobierno, la administración de Mario Marín no ha publicado ni un solo título en los dos años de administración. Como referencia puede revisarse el último catálogo de publicaciones poblanas que data del antepenúltimo año del gobierno de Melquiades Morales Flores.
Según dijo Jaime Mesa, la Secretaría de Cultura presentará poco a poco los demás títulos, los cuales se encuentran en trabajo de edición, corrección y diseño.


Dichos títulos son: La luz que va dando nombre de Alí Calderón; Locales y parcelas, de Alejandro Palma;  Antología de la Narrativa en Puebla, varios autores; Antología de Poetas Poblanos, varios autores; 5 de mayo 1862, de Pedro Ángel Palou Pérez; La Utopía Angelopolitana, de Leopoldo García Lastra y Silvia Castellanos Gómez; Búsqueda de México, de Salvador Cruz; El Lienzo de Quahuquechollan, traducción del texto de Florinne Asselbergs; Antología de Dramaturgos Poblanos, varios autores y Asamblea de Cuentos Indígenas, donde participan 47 autores de distintas etnias.

 

Ni Montiel sabe qué se publicará


El viernes pasado, durante la la entrega de los recursos del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (Pacmyc) entrevistado en la excancha de San Pedro, el secretario de cultura, Alejando Montiel Bonilla se negó rotundamente a hablar de los libros señalados en el informe de Marín, después de que se pusiera en duda, en los medios de comunicación, la existencia de esas seis publicaciones.


Al secretario se le preguntó:


— En el Informe del gobernador Mario Marín del pasado 15 de enero, se dice que la Secretaría de Cultura publicó seis libros ¿Cuáles son esos seis libros?—  
—Pronto se van a dar a conocer—respondió el secretario.
—¿Pero por qué dice el documento del gobernador "seis libros"? —
—Pronto se van a dar a conocer—insistió el secretario mientras emprendía la carrera
—¿Por qué dice el documento del gobernador "seis libros" si no existen? ¿O ya existen? ¿Cuáles son?—
—Pronto se van a dar a conocer—insistió una vez más
—¿Cuáles son esos libros?—
—Jaime Mesa te puede decir—respondió el secretario deslindando su responsabilidad.
—Como secretario, debe usted saber antes que cualquier subdirector…—insistieron los reporteros.
—Jaime Mesa, Jaime Mesa te va decir…—dijo el secretario huyendo en su usual manera.

 


 
 
Todos los Columnistas