Puro cartucho quemado en publicaciones del 2007


La Secretaría de Cultura presumirá únicamente facsímiles y reediciones


Edmundo Velázquez

Las publicaciones programadas por la Secretaría de Cultura en el 2007 estarán plagadas de reediciones y textos ya conocidos. Además, el gobernador Mario Marín Torres mintió en su Segundo Informe de Gobierno, en el que señaló que se publicaron seis libros en el 2006 —hecho reportado por la Secretaría de Cultura con textos que no se distribuyeron el año pasado—, entre ellos la reedición de Las Calles de Puebla, del historiador Hugo Leicht, con lo que se evidencia el poco trabajo en el área de publicaciones.


El trabajo de reimpresión de Las Calles de Puebla, catalogado como el más importante en la historia de la ciudad de Puebla, se limita a un cambio mínimo de forros.  


La labor que implican las publicaciones sólo se basa en un esfuerzo mínimo de corrección, así como un leve cuidado de edición. Basta decir que en la página legal del texto de Hugo Leicht, se encuentran errores de escritura básicos: “Secretraría de Cultura”.


El diseño de Julio Broca en los forros, que pudiera pensarse como más agresivo, rompe de tajo con el juego de limpieza y sencillez presentado siempre en otras ediciones. En esta ocasión la imagen es más cercana a un anuncio publicitario que a un libro.


Incluso, se presume el crédito del diseñador en la cuarta de forros, algo nunca visto en un libro formal, mucho menos en uno considerado clásico. Cabe decir que las especificaciones de diseño, portada o fotografía siempre deben aparecer en interiores, también en la página legal.  


Además, en la página legal, en el organigrama de la Secretaría de Cultura, abajo del secretario Alejandro Montiel Bonilla, debería aparecer el encargado de despacho, en este caso Roberto Martínez Gracilazo, director de Literatura, Ediciones y Bibliotecas.


Pero una vez más se demuestra la poca importancia de la administración de Montiel Bonilla en el organigrama establecido por el Gobierno del estado en su página de Internet. En la página legal del único libro distribuido hasta ahora sólo aparece el subdirector de Publicaciones, Jaime Mesa Castelán.

 

Solamente refritos


De acuerdo con lo comentado por Jaime Mesa Castelán —quien llegó a mediados de octubre a la subdirección de Publicaciones, y que a la fecha no ha rendido en forma el procedimiento de entrega-recepción de su antecesor Juan Gerardo Sampedro— en el 2007, además de los seis títulos extemporáneos del 2006, aparecerán 11 más, listado que incluye publicaciones ya conocidas.


A continuación la lista con las especificaciones de sus previas reediciones, entre ellas Las calles de Puebla de Hugo Leicht, una reimpresión, séptima para ser exactos; Chiki’ entre la apariencia y la esencia de Luis Sánchez Olvera, libro entregado por el autor ya armado y sin problemas de edición; Tercero y Quarto Libro de Arquitectura de Sebastiano Serlio, sólo facsímiles, que, como en el caso de Las calles de Puebla, necesitó poco trabajo; Cholula, la gran pirámide, editado por el grupo Azabache, con un costo millonario debido a que fue una adquisición; La luz que va dando nombre de Alí Calderón quizá el único original del listado a publicar en el 2007; Locales y parcelas de Alejandro Palma, material también completado por su autor.


Mientras que la Antología de la Narrativa en Puebla y la Antología de Poetas Poblanos, títulos que aún no se terminan, son compilaciones en las que pocos autores han estado interesados en participar.  


El libro 5 de mayo 1862 también será la reedición de un facsímil, y se rumora que Pedro Ángel Palou Pérez no desea acceder el texto para su publicación.

 

Por lo que resta, además de facsímiles o traducciones (como es el caso del libro de Florine Asselbergs sobre el lienzo de Quaquechollan), la Antología de Dramaturgos Poblanos, coordinada por Omar González, también es un proyecto viejo que la comunidad teatral de Puebla conoce, y que lleva al menos siete años detenido.

 

 


 
 
Todos los Columnistas