Pide 'Guille' salud para el 2007

 

Raúl Villarreal / Agencia Reforma

Maltratado por las lesiones en el 2006, Guillermo Franco anhela que en el año que inicia la salud sea su mejor aliado.


Actualmente, el delantero mexicano de origen argentino, se encuentra muy optimista pues ha arrancado el año entrenando al parejo de sus compañeros y con serias posibilidades de jugar el domingo el Clásico de la comunidad valenciana entre Villarreal y Valencia, a disputarse en el Estadio El Madrigal.


"Deseo que las lesiones me dejen tranquilo, fue un año bastante complicado el 2006, pero bueno, este he empezado bien, vengo trabajando bien con el equipo, y esperando que siga entrenando normal con el grupo y agarrar el ritmo y la forma que quiero para seguir peleando un puesto.


"Los objetivos que me trazo es el trabajar siempre, estar bien físicamente, y lo que deseo es estar bien y volver a ser el que soy, poder luchar y pelear a muerte los partidos", declaró Franco vía telefónica.


El "Guille" vivió el año pasado varias lesiones que lo marginaron de la actividad, siendo las más complicadas la rotura fibrilar pierna izquierda y la molestia en la espalda.


Incluso, se llegó a especular que la contratación del chileno Matías Fernández le costaría salir del "Submarino Amarillo"; sin embargo, el propio atacante descartó ese punto.


"Siempre la situación ha estado tranquila, sabía que la llegada de Matías Fernández no traía complicaciones porque él es comunitario, o sea, no ocupa cupo de extranjero, y mi preocupación era que no estaba bien (por las lesiones) y que no podía jugar", dijo el jugador.


"Tampoco había jugado lo que la directiva quería que yo juegue por respecto a mis lesiones y esas cosas, yo lo comenté en su momento, que aquí en Europa las cosas son distintas, por más que uno tenga un contrato, aquí contratan muchos jugadores y más este club, que busca crecer y ser competitivo y lo comentaba por ese lado".


Ayer, el "Guille", así como casi todo el plantel, incluyendo al técnico Manuel Pellegrini, visitaron dos hospitales para entregar regalos a niños enfermos.


 
 
Todos los Columnistas