Le echan la 'manita' al América

 

Doblega América al Morelia con un polémico penal


Luis Carrillo / Agencia Reforma

Aunque tarde, a las Águilas del América les llegaron los Reyes Magos.


Dos expulsiones de Monarcas, un gran segundo tiempo de Cuauhtémoc Blanco y especialmente un penal obsequiado por el árbitro Hilario Grajeda se combinaron ayer para que las Águilas derrotaran 2-0 al Morelia en el Pizza Hut Park y con ello eliminaran a los dirigidos por Marco Antonio Figueroa del Torneo InterLiga.


Además, el arquero Guillermo Ochoa había implorado un poco de ayuda y ayer su deseo fue cumplido, aunque no precisamente por sus compañeros.


Si bien es cierto que los michoacanos repartieron patadas durante todo el encuentro y se ganaron varias tarjetas del colegiado, la realidad es que América no fue capaz de trascender sino hasta que el árbitro decretó una falta dentro del área de Héctor Altamirano sobre Nelson Cuevas al 76', misma que le abrió el cielo a las Águilas y le costó, de paso, la expulsión al jugador de Monarcas.


El viernes pasado Ochoa admitió a REFORMA que no era lo ideal que tuviera que hacer tantas atajadas en un partido para sacar a flote a las Águilas, ya que eso significaba que algo malo está pasando en la defensiva capitalina.


Después de un primer periodo de bostezo, en el que se combinaron la parsimonia de Morelia y la ineptitud de los americanistas, el ingreso del paraguayo Nelson Cuevas en la parte complementaria vigorizó la creatividad de Blanco y el ataque de los de Coapa.


Tuvieron que pasar 27 minutos para que llegara la primera clara, desperdiciada por Salvador Cabañas cuando un centro del "Gringo" Castro escurrió hasta sus botines y su disparo se fue a un lado de la meta cuyo guardián estaba vencido.


Morelia, con todo y que el "Fantasma" Figueroa había asegurado que sus muchachos saldrían a atacar, fue un cuadro mezquino en los primeros 45 minutos, dedicado a sobrellevar el juego sin arriesgar demasiado y sin hilar un solo embate que inquietara a Guillermo Ochoa.


Cuauhtémoc Blanco y Juan Carlos Mosqueda no se entendieron en la zona de creación y tras el silbatazo de Grajeda, el capitán de las Águilas se quedó en la cancha un par de minutos platicando con el "More", pero no sería él, sino el "Pipino", el jugador con el que el "Temo" se entendería a la perfección para quebrar la monotonía.


Nicolás Pavlovich pudo cambiar el destino, pero dejó ir una clarísima para Morelia al 70' cuando tomó un balón y de media vuelta disparó por encima del horizontal.


Las cosas se le complicaron a los purépechas con la expulsión de Fernando Arce al 73' por doble amonestación y la de Altamirano tres minutos después, la cual, el silbante juzgó como penal que rubricó Blanco.


Con el 1-0 parcial y los dos hombres de ventaja en la cancha, las Águilas consiguieron rápidamente el definitivo de nueva cuenta a cargo del "10", acabando con las aspiraciones de Morelia de ir a la Copa Libertadores.


 
 
Todos los Columnistas