Inicia Agüera maratón de obras


Ratifican estudiantes apoyo al rector durante la entrega de instalaciones


Olivia López Pescador

 

El rector de la UAP, Enrique Agüera Ibáñez, aprovecho el maratón de obras para exigir a los detractores de la universidad presentar pruebas sobre las acusaciones hechas de manera irresponsable sobre el supuesto patrimonio personal y el manejo de recursos de la institución. Además convocó a la comunidad universitaria a cerrar filas entorno a la máxima casa de estudios para dar lo mejor de ésta, ya que las campañas de desprestigio se enfrentan con trabajo y resultados.   


Mientras el rector fijó una postura sobre los ataques, cientos de jóvenes de Veterinaria y Zootecnia, Biología, Economía, Derecho, Administración, Medicina, y otras unidades académicas, le manifestaron su apoyo a las afueras del Hospital Veterinario de Especies Menores, en Ciudad Universitaria, durante la inauguración del inmueble.


Había pancartas con lemas como. “Agüera, campeón de obras”, “Agüera es el mejor”, “Con Agüera nadie puede”, y estudiantes con sombreros de palma, playeras blancas y anaranjadas que decían “hoy más que nunca todos unidos en la UAP”. Así que Agüera Ibáñez recordó los logros obtenidos por la universidad en el año 2006, sobre todo el premio de calidad otorgado por el ex presidente Vicente Fox y el premio SEP-Anuies: “El día de hoy hacemos el primer maratón de obras, y de esa manera respondemos a los que han intentado intrigar y descalificar a nuestra universidad y a su autoridad. Exigimos quien haga un señalamiento solamente tiene que hacer algo más, confirmarlo, ratificarlo, porque la mentira y la intriga no nos va a descalificar y alejar del compromiso con la universidad. La universidad es primero”, remarcó.


Acompañado de los funcionarios de primer nivel y de jóvenes inauguró el Hospital Veterinario para Pequeñas Especies, en Ciudad Universitaria, cuya inversión supera los cuatro millones 420 mil pesos y cuyas instalaciones cuentan con consultorios, salas de rayos X, de terapia y recuperación, además de oficinas administrativas.


En su discurso resaltó: “La mejor forma de cumplir con nuestro compromiso y la mejor forma de enfrentar a los detractores es trabajando porque les duele; porque no les gusta que en esta universidad estemos haciendo las cosas bien; porque no les gusta que estemos unidos; porque no les gusta que los universitarios tengamos más claridad que nunca, la claridad de que es lo que queremos hacer con esta universidad y lo que queremos hacer juntos es una gran institución, comprometida con la calidad, con su vocación de servicio”.


Agüera Ibáñez manifestó que continuará trabajando hasta el fin de su periodo, concentrado en una universidad de calidad, por lo que prometió que no se distraerán, sino que van a seguir concentrados en su trabajo.


“Por eso los convoco desde aquí a que cerremos filas en torno a la universidad; a que cerremos filas en el propósito de trabajar día a día, cada quien desde su trinchera, para dar lo mejor de nosotros por la universidad. Nada hay más importante en esta institución que la universidad y aquí todos sabemos que la mejore forma de cumplir es trabajando (sic)”.


El administrador central de la UAP aclaró que desde su llegada la universidad ha sido respetuosa de todas las voces, además de plural hacia adentro y hacia fuera, porque ésa es la universidad que nos merecemos todos, así que reiteró su compromiso para seguir al frente de la institución.


“No me voy a ninguna parte, aquí vamos a seguir porque tenemos un compromiso para que en los siguientes tres años consolidemos lo que es apenas el inicio de una nueva era universitaria, comprometida con claridad con cada uno de nosotros, con cada estudiante, profesor, investigador, y sobre todo, comprometidos para hacer de esta universidad, como ya lo es, un orgullo de todos”, remató.


Cabe comentar que Israel López Sánchez, estudiante de Economía y representante de un grupo de universitarios, confirmó que mediante una carta dirigida al rector Enrique Agüera manifestaron su apoyo ante los ataques de los últimos días, así que confían en que el rector cumplirá con su palabra de concluir el rectorado.


Posteriormente, el rector se trasladó para inaugurar el segundo nivel de la Escuela de Computación mejor conocido como “El Queso”, donde asumió el compromiso de que en mayo se haga una reinauguración integral; sin embargo, no perdió la oportunidad de manifestar lo siguiente: “Mas allá de cualquier interés mezquino que pueda haber para descalificar el trabajo y esfuerzo que hacemos los universitarios, a todos aquellos que les preocupamos y que en lugar de meterse a hacer su trabajo y tratar de hacerlo bien, buscan atentar contra nuestra institución, les decimos: lo único que no van a poder hacer es impedirnos que sigamos trabajando. Porque aquí en esta universidad lo más valioso es su comunidad, y tenemos a maestros, a investigadores, a estudiantes todos los días y a nuestros trabajadores en el compromiso por echar adelante a esta universidad”.


En este inmueble puso en marcha la utilización del Segundo Nivel de la Escuela de Computación, donde a partir de hoy se contará con una biblioteca para siete mil volúmenes de libros y revistas especializadas, una cafetería y una sala de usos múltiples.  


Como parte del maratón de obras, puso en marcha el Hotel-Escuela, ubicado en la privada Víctor Hugo, primer cuadro de la ciudad, entre la 25 y 23 poniente, ahí se remodeló una casa que fue donada y que cuenta con cuatro habitaciones, una para minusválidos, suite, vestíbulo, área de recepción, comedor, cocina, bar, gerencia, salón de usos múltiples y de conferencias.


Finalmente, inauguró la primera etapa de Patología en la planta alta del Hospital Universitario, que consta de cuatro cubículos, un aula, un cuarto para biopsias, un laboratorio, salones para inmunología, vestidores, bodegas de intendencia y utilería, sanitarios y área de descanso, y en la Facultad de Enfermería inauguró la construcción en la planta alta de nueve cubículos, sala de juntas, baños, vestíbulo y zona de descanso, en un área de 146 metros cuadrados.


A pregunta expresa en torno a las muestras de apoyo por parte de los universitarios, a quienes no les importa la serie de intrigas en cuanto a las cuentas públicas de la universidad o los señalamientos sobre el supuesto patrimonio personal, indicó que lo atribuye como el reflejo de la transparencia con la que se han comportado.


“Lo que yo digo siempre lo cumplo, y ahí está la declaración patrimonial del rector, los logros y resultados; ahí están las cuentas auditadas, el compromiso. En este país se requiere que la gente trabaje, entregue resultados; que podamos cumplir con las demandas y los reclamos de quienes nos debemos. Tenemos claro lo que tenemos que hacer: trabajar por los universitarios, trabajar por los estudiantes, por los investigadores, hacer un esfuerzo conjunto”.


En cuanto a la reunión con la secretaria de Educación Pública federal, Josefina Vázquez Mota señaló que existe disposición y gran voluntad por parte de la funcionaria federal para apoyar la universidad, ya que sabe la calidad de la institución, del premio SEP.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 
 
Todos los Columnistas