La fundación UAP recibe recursos de la sociedad


Olivia López Pescador

 

La Fundación UAP no es una oficina de la universidad, así que no recibe recursos de la máxima casa de estudios, sino de la sociedad. Sin embargo, los cuatro millones de pesos que manejó el año pasado fueron transparentados, ya que la fundación desde sus inicios es auditada por la empresa Deloitte and touch, confirmó Luis Alberto Arriaga Lila, director ejecutivo, luego de dar a conocer que la Fundación UAP es acreditada por el Centro Mexicano de Filantropía (Cemefi), por ser una institución que cumple con los índices de calidad y transparencia.


Durante una conferencia de prensa en la que estuvo presente Enrique Montoto, presidente de la fundación; José Luis Castillo, asesor; y Horacio Hidalgo, asesor legal la dicha fundación; Luis Alberto Arriaga indicó que si cualquier universitario requiere que se presenten los estados financieros, aunque éstos se encuentran a la vista de todos, están dispuestos a presentarlos ante el consejo universitario de la UAP. Pero la fundación no está obligada a hacerlo, por eso no lo ha realizado.


“Si en algún momento el Consejo Universitario dice y tiene alguna duda, no tenemos ningún problema y lo exponemos. Pero la Fundación UAP tiene recursos independientes, está completamente independiente sus finanzas, sus cuentas, no tiene nada que ver con las cuentas de la universidad… A veces hasta adentro de la universidad nos confundían desafortunadamente, porque hoy la fundación UAP tiene transparencia y credibilidad”, señaló al referirse al señalamiento que hizo el diputado federal del PAN, José Antonio Díaz García, sobre una supuesta opacidad en el manejo de los recursos de la fundación.


Aunque es una coincidencia que la Fundación UAP ofrezca una rueda de prensa, luego de los señalamientos en torno a la universidad por el manejo de los recursos, ésta no tiene nada que ver con el asunto, sino que obedece a la información del Cemefi, ya que acaba de acreditar la fundación como una institución que cumple con la calidad y la transparencia, y le entregarán el reconocimiento en marzo.


Arriaga Lila comentó que, a raíz de que la institución se actualizó en los lineamientos de los estatutos para acceder a recursos del Gobierno federal y del Cemefi, la certificadora ya acreditó a la fundación porque cumple con los índices de calidad, transparencia e institucionalidad. También recibieron de Sedesol la Clave Única del Registro Federal de las Organizaciones de la Sociedad Civil, lo cual les permite participar por recursos de fundaciones, empresas nacionales e internacionales y de recursos federales. La fundación nunca tiene dinero guardado, sino etiquetado, porque quien dona lo destina para becas u otras acciones.  
Asimismo, comentó que llevarán a cabo la firma de convenios con la Facultad de Administración, Estomatología, el Icuap, el Gobierno del estado, así que se prevé un convenio para la campaña financiera Orgullo Universitario, por lo que recibirán 600 mil pesos. Se signará convenio además con la Fundación UNAM, Fundación Espinosa Rugarcía y la Fundación Comunitaria de Puebla, y se abrirán capítulos de la Fundación UAP en Campus regionales de Libres, Chignahuapan. Tehuacán y Zacapoaxtla.
Después de ocho años de operar, se trabaja con números negros; se cuenta con 650 donadores, más de mil 200 alumnos brillantes de escasos recursos son respaldados; se han entregado más de 18 millones de pesos a la universidad.


Finalmente, Montoto comentó que la filantropía en Puebla es incipiente, por ello deben tocar las fibras sentimentales de los coterráneos para que destinen recursos y satisfagan las necesidades de personas de escasos recursos.

 


 
 
Todos los Columnistas