Sinónimo de esperanza, llegada de los Reyes


Olivia López Pescador

 

El próximo 6 de enero la llegada de los tres Reyes Magos nos debe recordar que la Epifanía es una oportunidad para fortalecer la esperanza y reconocer que Jesús se manifestó como salvador de toda la humanidad, por ello la Iglesia Católica llama a toda la sociedad a regalar especialmente a los niños, un mundo de Paz, declaró la Arquidiócesis de Puebla.


Cuando los Reyes Magos encontraron al niñito Jesús, lo reconocieron como Dios y salvador, le ofrecieron oro, incienso y mirra, así que será este domingo cuando se celebre este acontecimiento con la solemnidad de la epifanía del señor.


“La Epifanía nos hace ver el cariño que tiene Dios por toda la humanidad, es un momento muy importante para ver su presencia entre nosotros y reconocerle como el único que puede mostrarnos la grandeza y la dignidad de toda persona humana y como construyendo un mundo mejor, alcanzar la vida eterna”, explicó la Arquidiócesis de Puebla.


Por ello, que la Arquidiócesis de Puebla invita a todos para dejarse iluminar por Jesús, es decir, hacer resplandecer en el mundo la luz de Cristo.


Cabe destacar que la palabra Epifanía significa manifestación, así como los tres Reyes Magos, los hombres y mujeres estamos llamados a reconocer en Jesús a Dios hecho hombre, que ha venido para mostrarnos su amor, a liberarnos del pecado y a darnos el poder de llegar a ser hijos de Dios, partícipes de su vida plena y eternamente feliz.


Aplicándolo a la vida diaria en nuestro país, el hecho de que aún no se hayan concretado las reformas estructurales, podría generar un clima de incertidumbre y desventajas para México en relación con otras naciones. Sin embargo, la actitud asumida por los Reyes de Oriente según el evangelio debe servir como una fuente de inspiración. “Como ellos, no debemos sumirnos en una sensación de impotencia insuperable, sino con creatividad, responsabilidad, honestidad y solidaridad, cada quien debe asumir el papel que le corresponde para edificar una sociedad mejor”, advirtió la Arquidiócesis.


Será el día 2 de febrero, luego de se parta la rosca el día de Reyes y se tenga al niño de la rosca, cuando la Iglesia celebre la fiesta de la Candelaria o la presentación de Jesús en el Templo.


“Jesús el único hijo de Dios, nacido por obra del Espíritu Santo de la Virgen María. Es presentado por ella y San José al templo. Es decir, 40 días después de su nacimiento, cumpliendo con la ley judía”, explicó.

 

Es entonces cuando los ancianos Ana y Simeón, representando al pueblo de Dios, lo reconocen como Salvador del mundo, exclamando “han visto mis ojos tu salvación, luz para iluminar las naciones, y gloria de tu pueblo Israel. Por eso los fieles cristianos acostumbran en este día llevar bendecir sus velas (candelas) que simbolizan a Cristo.

 

 


 
 
Todos los Columnistas