Gobierno no protege pederastas: Zavala

Efraín Núñez Calderón

 

Javier López Zavala, secretario de Gobernación, rechazó que la administración marinista sea quien proteja pederastas como lo acusó la periodista Sanjuana Martínez, autora del libro El Manto Púrpura, donde critica la protección de la jerarquía católica al sacerdote Nicolás Aguilar, acusado de al menos 90 casos de pederastia.


A pesar de defender al gobierno de la declaración de la periodista, López Zavala dijo desconocer si sigue vigente la orden de aprensión contra Nicolás Aguilar, e incluso aseveró que ésta puede fenecer con el tiempo.


En breve entrevista, el funcionario dijo desconocer en qué contexto expresó Martínez su opinión, no obstante, el gobierno está realizando las pesquisas necesarias para la detención del sujeto.


—La escritora criticó que a pesar de que desde hace 9 años existe una orden de aprensión contra el sacerdote, no se le ha detenido. Incluso denunció que Puebla es el paraíso de los pederastas.


—No sé si haya orden de aprensión, lo único que puedo decir es que las órdenes de aprensión fenecen.
El viernes pasado la periodista Sanjuana Martínez denunció que “Puebla es el paraíso de los pederastas” a causa de los escándalos Marín-Cacho, y el relacionado con la protección de las autoridades poblanas a favor del sacerdote Nicolás Aguilar acusado de más de 90 casos de pederastia.


Al entrevistarse sobre este caso con el subprocurador Rodolfo Igor Archundia, la autora del libro El manto Púrpura cuestionó que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) en Puebla no haya aprehendido aún al presunto pederasta, y que se haya pretendido engañar a la opinión pública al asegurar que no estaba vigente una orden de aprehensión contra Aguilar.


Acompañada de la diputada federal del PRD, Claudia Cruz —miembro de la Comisión de Equidad y Género en San Lázaro—, Martínez evidenció los errores en los que ha caído la justicia poblana, al no solucionar un caso que está en la mira de la opinión pública a nivel internacional.


Al término de su conversación con Archundia, Cambio entrevistó a la escritora:
—El caso del padre pederasta pone, una vez más, en tela de juicio la acción de la justicia poblana, ya de por sí cuestionada por el escándalo Marín-Cacho. ¿Qué percepción le queda como periodista después de esta entrevista?
—Lo voy a decir en una frase que dijeron los abogados estadounidenses: “Puebla es el paraíso de los pederastas.”
Para Martínez es evidente que la PGJ no ha hecho su trabajo en nueve años, asegurando que hay una clara negligencia y “absoluto desprecio” hacia las víctimas de Aguilar: “Este señor ha tenido orden de detención durante nueve años y no se ha ejecutado.

 

La imagen que ellos dan es que hay una protección por parte de la PGJ a este personaje y a la jerarquía eclesiástica. Hay que cuestionar por qué lo hacen. La imagen de la opinión pública es que se le está protegiendo a este depredador sexual porque nadie se explica cómo, después de violar a 60 niños en la Sierra Negra, aquí en Puebla, no se ha hecho justicia”.

 

 


 
 
Todos los Columnistas